Normalistas toman caseta y queman propaganda

Previamente, los presuntos estudiantes tomaron la caseta de Palo Blanco, en la Autopista del Sol, para pedir cooperación a los automovilistas
Estudiantes de Ayotzinapa, cubiertos del rostro tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco, de la autopista Cuernavaca-Acapulco, donde dañaron cámaras de seguridad y pidieron cooperación a los conductores de vehículos (Foto: Jorge Ríos / EL UNIVERSAL)
24/05/2015
18:48
Juan Cervantes / Corresponsal
Chilpancingo, Gro.
-A +A

Estudiantes de Ayotzinapa, cubiertos del rostro tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco, de la autopista Cuernavaca-Acapulco, donde dañaron cámaras de seguridad y pidieron cooperación a los conductores de vehículos, pero luego de una hora fueron desalojados por policías antimotines federales, que los obligó a dirigirse al centro de esta capital, donde desprendieron una vez más propaganda electoral, que posteriormente quemaron en la entrada principal del palacio de gobierno, como una advertencia de que no permitirán que haya elecciones en Guerrero, el próximo siete de junio, mientras no presenten con vida a sus 43 compañeros desaparecidos.

Los normalistas iniciaron a las 09:30 horas de hoy, la toma de la caseta de cobro de Palo Blanco, de la autopista Cuernavaca-Acapulco, ubicada como a 18 kilómetros al sur de esta capital, pero una hora después arribaron policías antimotines federales que los obligaron a abandonar el lugar sin que hubiera detenidos o golpeados.

Los estudiantes que en su acción exigían la presentación con vida de sus 43 compañeros desaparecidos y que no haya elecciones en Guerrero, se dirigieron hacia el centro de esta capital, donde iniciaron otra acción que consistió en despegar propaganda electoral de los candidatos de las coaliciones conformadas por el PRI-PVEM y PRD-PT, de MORENA y Partido Movimiento Ciudadano (PMC), entre otros.

El desprendimiento de la propaganda electoral, lo iniciaron sobre las avenidas principales de esta ciudad, "Lázaro Cárdenas" y "Alvarez", para lo cual se subían a los postes de luz e incluso a las azoteas de domicilios particulares, para despegar mantas monumentales y carteles, que fueron acumulando y subiendo a los autobuses en que se desplazaron.

Posteriormente los normalistas abordaron los autobuses y enfilaron con dirección al palacio de gobierno, donde como a las 13:30 horas, amontonaron la propaganda en la entrada principal del inmueble gubernamental y le prendieron fuego, sin causar más daños.

Mientras, en el Congreso local, policías antimotines estatales, fueron ubicados en el estacionamiento del órgano Legislativo, ante la amenaza de que los normalistas también se iban a manifestar en ese lugar y cuyo edificio luce vidrios nuevos en sus ventanales, pero finalmente los estudiantes de Ayotzinapa, se dirigieron a su escuela ubicada en la entrada a Tixtla.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS