"Con Silvano hay empate técnico, pero ganaré": Orihuela

Asegura que no necesita espaldarazo del Presidente, sino de los michoacanos
"En los últimos años, en los gobiernos del PRD, Michoacán perdió la seguridad, la disciplina administrativa, se generóuna deuda de 40 mil millones de pesos, y eso los michoacanos no lo olvidan" Ascensión Orihuela Bárcenas
14/05/2015
03:32
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Ascensión Orihuela Bárcenas niega necesitar el espaldarazo del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para ganar las elecciones a gobernador en Michoacán, mismas que reconoce que podrían concluir con un empate técnico con su principal rival, el perredista Silvano Aureoles Conejo.

A escasos días de las elecciones, el candidato a gobernador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), arropado también por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), habla con EL UNIVERSAL desde un hotel en Zamora, donde asegura que Los Pinos no tiene un favorito en Michoacán, aunque reconoce que mantiene relaciones cercanas con varios servidores públicos y secretarios de Estado.

Antes de comenzar sus actividades de campaña, el empresario y ex funcionario en diversos cargos, afirma que tiene un total distanciamiento con el ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, quien ha tenido acusaciones por supuestos nexos familiares y de su gobierno con el crimen organizado, en específico con el cártel de Los Caballeros Templarios. Por el contrario, sostiene que Vallejo apoya la campaña de Silvano Aureoles.

Aclara en tono serio que Michoacán no puede estar tranquilo después de la embestida del narco en el territorio y, por tanto, deben estar alerta en el cierre de las campañas electorales.

¿Siente nerviosismo?

—No, lo que hay es un gran optimismo de que vamos a ganar con amplitud, porque hoy el PRD tiene una serie de problemas, denuncias formales que tiene su candidato, Silvano Aureoles, que los tiene muy nerviosos.

Al cierre de las elecciones hay factores que podrían definir la elección, ¿qué factores vería en Michoacán?

—La credibilidad de los candidatos. Creo que ellos (Silvano Aureoles y el PRD) están intentando una estrategia en la que se mine la credibilidad de la gente hacia el proceso electoral y los candidatos del PAN y del PRI.

El PRD está en una etapa de desconcierto y no les queda otra alternativa más que la guerra sucia y escogieron a alguien muy ligado a temas que ensuciaron la imagen del PRD, como lo es Jesús Zambrano, quien fue el responsable de introducir a escondidas a la Cámara de Diputados a Julio César Godoy a que tomara protesta como diputado federal y tuviera fuero cuando estaba vinculado formalmente a La Familia Michoacana. Hoy intenta ensuciar y enlodar el proceso en Michoacán.

En este punto de credibilidad que menciona, ¿hay algo que pueda temer usted sobre algún pasado, hay videos que lo puedan relacionar con La Tuta, por ejemplo?

—No hay ningún video que a mí me relacione con (Servando Gómez) La Tuta. Hay una expresión de Rodrigo Vallejo (hijo del ex gobernador Fausto Vallejo) donde menciona que yo soy quien está revolviendo el agua, entonces él plantea que yo soy como el enemigo, pero no ningún video ni posibilidad de contacto con La Tuta. 

¿Cuál es su relación actual con el gobierno federal?, existe la visión de que Silvano Aureoles es el candidato de Los Pinos.

—Es respetuosa, el gobierno federal tiene origen en el PRI, yo soy del PRI, tengo relación con la jerarquía más importante como secretarios de Estado. Pero yo no creo que Los Pinos tenga un candidato en Michoacán, yo creo que son respetuosos de los procesos democráticos. 

¿Se podría ver un espaldarazo de Enrique Peña Nieto a la campaña del PRI en Michoacán?

No creo que sea necesario, creo que mi campaña lo que está buscando y lo que mantiene es un espaldarazo de los michoacanos. 

¿Hay dinero del gobierno federal o del Estado de México en su campaña?

—No. Pero si alguien conoce esto, que lo denuncie. Lo único cierto es que Silvano manejó recursos de programas a partir de su diputación federal, hay evidencias, es comprobable eso. 

Hay muchos retos para a Michoacán, ¿cuáles serían estos retos?

—En los últimos años, en los gobiernos del PRD, Michoacán perdió la tranquilidad, la seguridad, la disciplina administrativa, se generó una deuda de 40 mil millones de pesos, un déficit presupuestal del orden del 15% y eso los michoacanos no lo olvidan. Michoacán no tiene capacidad de inversión, no hay capacidad para pagar a sus empleados, el PRD aumentó la burocracia, eso provocó un gran déficit, además creció la corrupción. 

Habla de los gobiernos perredistas, pero el que está en funciones es del PRI, del otrora gobernador Vallejo.

—Sí, eso no se puede negar. Creo que el error más grave de Fausto Vallejo fue haber seguido la inercia de los gobiernos del PRD. Fausto sufrió de algún problema de salud y provocó desenlaces que nadie quiso, pero creo que vienen de acuerdos de Fausto Vallejo, Silvano Aureoles y Leonel Godoy (ex gobernador).

Hay que recordar que Fausto Vallejo se pronunció a favor de la campaña de Silvano desde enero de este año. 

¿Y para su campaña este alejamiento es benéfico, por los nexos de la familia Vallejo con La Tuta?

—No lo quiero calificar, simplemente es un hecho de que la sociedad y los michoacanos habrán de calificar y lo que puedo decir es que mi campaña va en franco ascenso. 

¿Estas acusaciones de bienes, qué tanto afectan a su campaña, qué tanto afecta esta guerra sucia?

—Todas estas declaraciones sin duda son parte de la guerra sucia y de un momento de nerviosismo de ellos (Silvano Aureoles), ya se dieron cuenta que están declinando en su posibilidad de triunfo. Están dirigiendo una estrategia de golpes bajos. 

¿Usted no tiene 50 viviendas como se le acusa?

—Pues la verdad no sé cuántas tengo, yo no pienso tener 50 viviendas, pero lo que sí estoy seguro que mis bienes los he declarado puntualmente como lo establece la ley en los diferentes cargos que he tenido.

Desde 1984 he sido funcionario público de representación popular. 

¿Estas viviendas que tiene y los bienes, si bien dice que no son 50, son parte de estos cargos?

—Soy empresario, me dedico a actividades de generación de empleos, empresariales desde 1980 que yo era estudiante. Para 1981 yo tenía mi agencia automotriz, una fábrica de alimentos para ganado, una granja avícola, un rancho de producción de carne. 

¿Cuál es el panorama que ve a menos de 20 días de la elección?

—A estas alturas tenemos una ventaja clara y que podremos sin duda ganar las elecciones el 7 de junio.

En todas las encuestas establecen un empate técnico que establecen que yo estoy con dos o tres puntos arriba. 

¿La elección es entre Silvano y usted?

—Creo que los tres estamos a nivel de competencia, creo que el PAN ha sufrido mermas, varios de los activistas han dejado de apoyar a Luisa María Calderón, eso representa una caída. 

¿El narco podría influir en los resultados de las elecciones?

—Hasta el momento no se ha sentido. Espero que no sea así.

Los michoacanos son conscientes que después de la presencia del gobierno federal las condiciones cambiaron, no se pueden echar las campanas al vuelo pero hoy se puede recorrer el estado sin ningún problema. 

¿Cómo se califica usted como político?

—Me califico como un político práctico, pragmático, claro, transparente, que respeta la ley.

Dice Silvano que usted representa al viejo PRI de las triquiñuelas y las mapacherías, ¿qué opina?

Creo que se les acabaron los argumentos y comenzaron con los adjetivos y cuando un político comienza con los adjetivos de sus adversarios es que ya no tiene recursos.

Silvano Aureoles se ha visto involucrado en varios escándalos, desde la utilización de los helicópteros de manera poco razonable en un estado que vive una crisis económica como Michoacán. Hasta hoy sigue usando los helicópteros, ha tenido más cuidado, pero los sigue usando. El candidato del PRD está involucrado en procesos judiciales, eso es diferente y eso es lo que no saben cómo manejar. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS