Jornaleros de San Quintín anuncian boicot comercial

Denuncian al gobierno del estado de incumplir los acuerdos prometidos
Foto: Archivo Reuters
09/04/2015
09:11
Laura Sánchez / corresponsal
-A +A

Tijuana.— Pese a que los jornaleros del Valle de San Quintín ya han regresado a trabajar a los campos agrícolas, advirtieron que la lucha aún no termina y anunciaron que a partir del próximo 10 de abril organizaciones en México y Estados Unidos iniciarán un boicot comercial contra Driscoll’s, una de las compañías más importantes de fresas a nivel mundial.

El 17 de marzo pasado estalló un paro laboral en el Valle de San Quintín, uno de los campos agrícolas más grandes de México, localizado al sur del municipio de Ensenada, un poblado donde cada año miles de jornaleros originarios del sur del país llegan a la recolección de frutas y verduras.

En demanda de un aumento salarial y seguridad social, más de 60 mil trabajadores se unieron a la huelga y bloquearon la carretera transpeninsular, única vía de comunicación en la península Baja California.

El conflicto aumentó con enfrentamientos entre las autoridades de los tres órdenes de gobierno y los jornaleros, a quienes lanzaron gas lacrimógeno y balas de goma. En el hecho fueron detenidas más de 200 personas.

Para el 18 de marzo iniciarían las negociaciones entre los agricultores y el gobierno del estado: los jornaleros pedían un incremento salarial de 100 a 200 pesos diarios. Fue hasta el 19 de marzo, y luego de que estallara el conflicto, que el gobernador Francisco Vega de la Madrid abrió una mesa de negociación, donde se comprometió a respaldar a los jornaleros con un incremento de 15%.

Para finales del mes, el gobernador aseguró que en 90% de los campos el trabajo se había reactivado. Sin embargo, Vega de la Madrid se deslindó del problema, a decir de los jornaleros.

La Alianza Nacional, Estatal y Municipal, que representa a los trabajadores del campo, así como la representación patronal y sindical, alcanzaron 64 acuerdos, entre los que destacan el incremento salarial de 15%, que se reintegren a sus fuentes de trabajo y mantener la mesa de diálogo.

Sin embargo, Fidel Sánchez, líder del movimiento, explicó que lo que dijo Vega de la Madrid “es un buen maquillaje y está tratando de hacer bien a su gobierno ante la opinión pública”, pues aunque los trabajadores sí han regresado al campo está pendiente el incremento de 15%, además que continúan las condiciones de precariedad.

Es por esto que hicieron un llamado desmintiendo “las falsedades que el gobierno del estado ha difundido sobre nuestro movimiento”. Aseguraron que han comprobado que tienen el apoyo de organizaciones, grupos y personas de todas partes del estado, del país y el mundo entero.

“Por esto queremos dar nuestro profundo agradecimiento a todos los que nos han apoyado, toda la ayuda es profundamente agradecida por nosotros, y a nombre de cada uno de los miles de jornaleros en lucha, les queremos corresponder con un abrazo fraterno y ofrecerles lo único que tenemos seguro: la voluntad de lucha y no rendirnos”.

En este contexto, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, la Unión de Barrios de Los Ángeles y el Proyecto Mixteco de California hicieron un llamado a que se movilicen juntos este 10 de abril en solidaridad con los jornaleros.

“Invitamos a iniciar el boicot contra la empresa Driscoll’s y contra todas las empresas que obtengan ganancias explotando nuestra fuerza de trabajo”.

Driscoll’s se describe como una empresa con más de 100 años de calidad con las mejores fresas cosechadas con dedicación y garantía de ser las más finas del mercado a nivel mundial. Desde el pasado sábado organizaciones se manifestaron en Oxnard, California, donde se encuentra una de las matrices de la empresa.

“Driscoll’s es una de las empresas que pone las normas y que fija los salarios y condiciones laborales en el resto de las empresas, dijo Fidel Sánchez, quien resaltó que en algunas ciudades de California ya empezó el boicot y en los próximos días se verán los primeros resultados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS