Se encuentra usted aquí

Escala conflicto entre priístas

Acusaciones mutuas entre dirigente estatal y candidato
16/04/2015
05:19
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Cuernavaca.— Primero fue el dirigente estatal del PRI, Rodolfo Becerril Straffon, quien denunció ante la Fiscalía General del estado a uno de sus candidatos a presidente municipal y a un aspirante a primer regidor por los delitos de falsificación y uso indebido de documentos.

Becerril acusó a ambos de falsificar su firma y sustituir documentación oficial para incorporar el nombre de un aspirante objetado por el Comité Directivo Estatal del PRI.

Cinco días después el militante priísta, aspirante a alcalde, Alberto Sánchez Ortega, acusado por su líder, reviró la denuncia, pero lo hizo en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) y por el delito de extorsión. Acusó que su dirigente le pidió un millón de pesos por mantenerlo como candidato a presidente municipal.

La disputa política-legal comenzó el pasado 2 de abril cuando Becerril Straffon acudió a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de Morelos para denunciar a su candidato a edil por el municipio de Xochitepec, Alberto Sánchez Ortega, y al aspirante a primer regidor, Ramón Ocampo, porque presuntamente falsificaron su firma y con documentos, supuestamente apócrifos, sustituyeron al candidato a regidor Roberto Flores Zúñiga y colocaron a Ramón Ocampo.

Con ese acto ilícito, acusó Becerril Straffon, se modificó la planilla y la registraron ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC).

La dirigencia estatal del PRI confirmó que tras revisar los registros de sus candidatos observaron que fue sustituido el candidato a primer regidor.

La denuncia quedó registrada con el número de carpeta SC01/2913/2015 por los delitos de falsificación de documentos y uso indebido de documentos oficiales.

Un millón de pesos

Cinco días después el candidato a presidente municipal en Xochitepec, actualmente gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), acudió al Ministerio Público federal y denunció a Becerril Straffon por los delitos de extorsión y amenazas.

En su denuncia contenida en el acta circunstanciada con el número AC/PGR/MOR/CV/092/III/2015 cita que el 30 de marzo, luego de quedar firme el registro de la planilla para contender en el próximo mes de junio , todos los candidatos a presidentes municipales fueron convocados a una reunión en un restaurante del centro de Cuernavaca.

Ahí, presuntamente, fue separado por el líder estatal del PRI para decirle que estaba en riesgo su candidatura y que desconocería algunas firmas de su registro, pero, de acuerdo con la declaración del abanderado, podría mantener el registro de la planilla a cambio de realizar la entrega de un millón de pesos.

Sánchez Ortega comentó que luego de negarse a entregar la cantidad solicitada el dirigente estatal del Revolucionario Institucional lo amagó con quitarle la candidatura y denunciarlo ante la Fiscalía General de la entidad. Por ese motivo, solicitó a las autoridades federales investigar su denuncia.

Al respecto, el dirigente estatal del PRI respondió que “se quiere mediatizar un asunto de carácter penal, y al parecer cometen otro error porque incurren en calumnia, y llegado el momento también procederé. La dirigencia del PRI estará siempre del lado de la legalidad”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS