Establecen cuarentena por brote de gripe aviar

En Oaxaca se sacrificaron 96 aves en gallineros de Barrio Grande, perteneciente al municipio de Santiago Yaitepec en el distrito de Juquila
Foto: Archivo EFE
10/04/2015
13:15
Lupita Thomas / Agencia Quadratín
-A +A

Oaxaca.— La Organización Mundial de Salud Animal confirmó dos brotes de influenza aviar altamente patógena H7N3 en gallineros de los estados de Oaxaca y Puebla.

La Secretaría de Agricultura de federal, en un reporte divulgado en el sitio de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE, por sus siglas en inglés), con sede en París, informó que en las granjas analizadas se encontraron que 139 aves estaban infectadas con el virus.

De acuerdo con el reporte, “los servicios veterinarios oficiales iniciaron la investigación epidemiológica que confirmaron la presencia del virus de la influenza aviaria altamente patógena de subtipo H7N3”.

El documento refiere que hasta ahora no se ha identificado alguna asociación epidemiológica entre los dos brotes que fueron confirmados como positivos de influenza aviar el pasado 9 de marzo.

En Oaxaca, por el caso de influenza aviar, se sacrificaron 96 aves en gallineros de Barrio Grande, perteneciente al municipio de Santiago Yaitepec en el distrito de Juquila.

Autoridades establecieron una cuarentena en dicha producción avícola desde el pasado 9 de marzo e instalaron tres puntos para desinfectar todos los vehículos que transportan aves en las carreteras de Río Grande, San Pedro Mixtepec y Juchatengo.

Este es el primer caso de gripe aviar que se detectó en Oaxaca y en su atención participó personal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa.

En febrero de 2013, un brote aviar en granjas de Jalisco y Guanajuato originó el sacrificio de alrededor de 4 millones de aves.

El primer brote de influenza aviar H7N3 en México se detectó a mediados de 2012 en seis municipios de Los Altos de Jalisco, donde se tuvieron que sacrificar más de 22 millones de gallinas, lo que provocó desabasto de huevo en territorio nacional, lo que a su vez ocasionó el encarecimiento del producto, que llegó a costar hasta 40 pesos el kilogramo.

En enero de 2013, el virus fue detectado en dos granjas de Aguascalientes y tuvieron que ser sacrificadas casi 300 mil gallinas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS