Amor en sus varias vertientes, en la tv

El programa 1000 formas de amar fusiona actores con experiencia y jóvenes del CEFAT
Ayer fue presentada la nueva serie de Azteca, donde estuvieron actores, productora y el director (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
14/06/2017
00:27
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

Si ya existe un programa llamado 1000 maneras de morir, TV Azteca decidió que su nuevo unitario lleve por nombre 1000 formas de amar, en donde se retratan las relaciones entre los seres humanos, muchas veces, con un toque de humor.

El formato se estrenó este lunes a las 20:30 horas y hace una fusión entre actores de la televisora con gran experiencia como Mauricio Islas y jóvenes del CEFAT.

Al finalizar la presentación, a la que acudió el elenco, productores, directores y Elisa Salinas, Mauricio aplaudió que la televisora permita este trabajo en equipo y agregó.

“Me encanta que sea un unitario, tuve la posibilidad de que me invitara Rafa Urióstegui (director) a este proyecto para hacer el primer capítulo y me encantó. Nos tenemos que rasurar, volver a poner el traje y son esos personajes que me encantan y que tantas cosas bonitas me han dado”.

“Así como ves historias muy melodrámáticas, ves historias muy bonitas pero todo alrededor del amor, cuando me la contaron me gustó mucho la idea, ya van a ver cuál es el problema más grave que le pasa a mi personaje” compartió.

El capítulo de estreno se titula “ Cuento de hadas”. En este se cuenta la historia de Celia y Mayra, dos prostitutas y la historia podría bien ser similar a Mujer bonita, pues una de ellas es recogida por un hombre adinerado con el que más tarde se dará una oportunidad en el amor.

Ana La Salvia, Cinthia Vázquez y Pedro Sicard son algunos de los actores que aparecerán en estos capítulos que abordan la sexualidad en sus distintas formas; parejas gay, swingers, y como lo dicen en uno de los adelantos, “insaciables”.

“No es vulgar o grotesco, está contado de una manera muy bien dirigida, por eso cuando me hablaron a hacer eso que es un unitario acepté, este es un ejemplo para hacer y hacerlo bien”, opinó Mauricio.

El formato, dijo su director, no busca más que entretener.

“No puedes pasar esa línea, no puedes cruzar esa línea porque es muy peligrosa y se te puede ir de las manos, eso lo platicamos mucho con los escritores. Siempre hay que respetar”, dijo Rafael Urióstegui.

El programa arrancará con 100 horas, que, si son bien recibidas por el público, podrían ampliarse.

Liliana Lago también es parte de el programa unitario. Ella con un capítulo que retrata las relaciones entre dos personas con diferencias de edades.

“Estamos más acostumbrados a ver que el hombre es mayor que la mujer y en este caso era el hombre mucho menor que ella y no por eso dejaba de funcionar”.

La actriz se dijo contenta de abordar estas temáticas dentro de un marco de respeto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS