Me pagan para ser odiado: Juan Soler

El actor vuelve a la tv mexicana como villano en la nueva versión de Nada personal
Valentino Lanús, Matías Nova, Kika Édgar y Juan Soler durante la presentación. (HUMBERTO MONTOYA. EL UNIVERSAL)
24/05/2017
00:07
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]

Un actor busca dejar huella con sus personajes aunque eso signifique que lo odien por ser el villano de la historia. Así, Juan Soler regresa a la pantalla chica de la mano de Nada personal, la historia que fuera toda una revolución para la televisión abierta hace 21 años.

Durante la presentación del primer capítulo este lunes, el actor afirmó que se siente preparado para hacer su debut en este tipo de formato, aun cuando muchas personas lo puedan recordar por otros que hizo en el pasado.

“Se acabó el contrato que tenía en EU y regresé a mi casa. Hubo en la mesa varios proyectos para interpretar como ofrecimientos y el que elegimos fue Nada personal por toda la propuesta completa. De ser una teleserie, de cambiar muchos estereotipos y de cambiar mucho de lo que está pasando en la televisión mexicana”, afirmó.

En la trama, el actor interpreta a un hombre de gran poder y que probablemente será odiado, situación que a Soler lejos de incomodarle pareció causarle placer. “¡Qué bueno! Para eso me están pagando, para que me odien. Hacer el villano me parece una oportunidad extraordinaria de explorar en diferentes mundos y diferentes facetas a lo que siempre habían manejado y hoy no estar en la piel de un villano es una tremenda experiencia, estoy muy contento y muy agradecido”.

“Tener la oportunidad de ser hoy un hombre de poder, un corrupto, algo que Juan Soler jamas sería, es maravilloso. Vivir en la piel y saber lo que siente uno de estos desgraciados es una gran experiencia. Los corruptos están en todos los países, no solamente acá en México, estamos tomando la superficie a la que estamos nosotros expuestos, tenemos la novedad más notoria y más notable y tenemos hoy por hoy a gente que está en el poder pura y exclusivamente por lo que otorga el poder. No es una crítica en particular, es una problemática en general”.

Al interrogarle sobre la diferencia entre esta versión y la que saliera al aire hace más de dos décadas, el actor se mostró un poco molesto pero contestó: “No conozco la primera historia, nunca la vi y ya pasó el momento de hablar de Nada personal de hace 20 años, empieza un nuevo capítulo y una nueva historia. Dentro de 20 años algún actor te va a pedir exactamente lo mismo. Creo que historias como estas que grafican la realidad se dan en el momento preciso, que está transitando esta historia y aquí se acaba”.

Se adelantó que uno de los temas que tocaría la historia sería la trata de personas, el actor sintió que se debía hablar: “Cualquier tema que afecte directamente a la sociedad, yo estoy en contra. Aquí no se busca hacer una apología del delito, se busca hacer una pequeña crónica de lo cotidiano, una pequeña crónica de la realidad por la que está atravesando México. La trata de personas tiene que acabarse, la pornografía infantil, el maltrato infantil. Todo esto se trata en Nada personal y son temas que al mostrarlos la gente toma conciencia. Espero que el Nada personal dentro de 20 años se encuentre a un México mucho mejor”.

Para Soler, la evolución de la televisión es evidente:

“Los cambios en la televisión se van a ir dando paulatinamente, este es un puntapié inicial poderoso que llama a la reflexión a los diferentes productores de contenido para mostrarles que esto también se puede hacer en televisión abierta. Espero que las dos televisoras, que son las mandantes, tomen este mensaje como propio y lleven adelante a la televisión mexicana hacia una televisión de vanguardia”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS