Pezet: cambió la maldad por el Once

Cansada de las villanías, encontró su realización en Juicios Orales
Marcela decidió participar en un programa que auxiliara al público (CORTESÍA)
06/02/2017
00:10
Cristina Pineda
-A +A

[email protected]

Marcela Pezet tomó la decisión de salirse de las pantallas de televisión para ir detrás de ellas, desde el lado de la producción y creación. Hace cuatro años tenía una telenovela firmada con Azteca, pero decidió dejar el proyecto y emprender uno que aportara algo al país.

De acuerdo con la actriz, el rumbo de las telenovelas ha cambiado y ella ya no quería formar parte de él o ser una villana más, como planeaba antes de irse por otro camino.

“Pedí una disculpa, dije: ‘ si quieren, pueden demandarme’, pero no iba a hacer algo en donde mi personaje no sume valores, los efectos que iba a tener en la sociedad no iban a ser positivos. Me cayó ese veinte y dije que no iba a volver a hacer nada”.

Sin dejar de lado su pasión por entretener, buscó una alternativa y quiso difundir lo que se hace en México, primero en materia penal y ahora prepara algo en cuanto a la reforma educativa con la visión de unir a la sociedad y el gobierno.

“Con TV Azteca no estuve de acuerdo con el personaje y se los hice saber; sí hubo una actriz que lo hizo. En ese foro entendí todo, no podía explayarme ese día mucho, pero me presentaron a muchos secuestrados que estaban mutilados y dije: ‘no quiero ser parte de eso’. No conocía a esas personas pero era parte de eso haciendo cosas que no veía el efecto y el no ver no significa que no pasó y que no fui parte de... Somos más los mexicanos buenos que los malos”.

La incertidumbre llegó a ella porque esa salida no sólo significó un cambio de rumbo, sino de vida y el arriesgarse, por lo que creía que podía lograr que el próximo 9 de febrero a las 20 horas se materializará en canal Once, con el estreno de Juicios Orales, Justicia Diferente, en donde se dramatizarán algunos casos reales de audiencias para acercar al público con las leyes.

“Rompí muchos miedos, fue algo de, como mujer, poder sostenerme y construir palabra interna, ser disciplinada y consistente. No renunciar ante las negativas que me surgían. Fue incluso un cambio de percepción y conocerme a mí.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS