Los cuervos no serán nobles

Gary Alazraki aclaró que su nueva serie nada tendrá que ver con su filme
Los actores y el director, Gary Alazraki, presentaron ayer en conferencia Club de cuervos, primera serie filmada en español por Netflix (ADRIÁN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
04/08/2015
00:12
Ariel León
-A +A

[email protected]

La comedia es un genero que Gary Alazraki considera que le sale bien, para muestra el éxito que fue Nosotros los Nobles, pero afirma que para su salto a la tv en streaming no podía repetir la misma formula.

Además de aprovechar el hecho de estar en un medio global por Internet como Netflix con libertad creativa y cero censura.

Es por eso que aseguró que aquellos que esperan ver su reciente trabajo Club de Cuervos como una secuela de Los Nobles saldrán decepcionados.

“Somos casi el mismo equipo, pero son universos distintos, la no censura nos ha permitido llevar la historia hasta lugares donde nunca lo hubiésemos logrado en le tele tradicional, es por eso que la serie, aunque es comedia también es fuerte”, dijo Alaraki ayer en conferencia de prensa.

Aunque sigue con el tono cómico, también abordará temáticas más fuertes, una de ellas será el lado oscuro que existe tras el balonpié el cual en ocasiones está lleno de excesos.

Es así que la serie que estrena las primeras horas de este viernes contendrá escenas de desnudos, de infidelidades y de deportistas drogándose, algo que Gary afirmó, no hizo con el fin polemiazar, sino de mostrar un historia que está sustentada en lo que realmente sucede en el mundo deportivo.

“Yo no sé ni me interesa nada del futbol, pero me llama lo que hay detrás de este negocio y a los escritores estadounidenses también, es por eso que tiene escenas fuertes. Ese mundo y otros son así, llenos de excesos y de personas deshonestas, solo quisimos ser fieles al mundo del que estamos hablando y si eso tenía que tener escenas polémicas y pues así quedó”, dijo.

A Luis Gerardo Méndez, quien en la ficción dará vida a Chava Iglesias, hijo del dueño del equipo de futbol Cuervos de Nuevo Toledo tampoco le ha interesado el soccer nunca, pero cree que es un buen contexto para narrar la historia de poder, bajezas y traiciones que se dan en las familias poderosas.

Para dar vida a su personaje, Luis Gerardo admitió que se inspiró en personas de la vida pública de nuestro país, y aunque no confesó en quienes, añadió que no será difícil que el público saque sus propias conjeturas.

“Hace unos días tuve un halago en Los Ángeles, dijeron que les parecía que mi personaje tenía similitud con George W. Bush y me pareció bueno porque el público de otros lados identifica a los personajes como personas que existen en su entorno y espero que así suceda con el resto del mundo al que llegaremos con la serie”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS