31 minutos volvió a bailar sin cesar en México

El espectáculo de títeres se presentó en el Teatro Metropólitan
La historia transcurrió en el programa de radio de Guaripolo, quien hace bromas telefónicas. Foto: Especial
13/07/2015
00:52
Arantxa Castillo
-A +A

Clínica de Periodismo

Juan Carlos Bodoque, Guaripolo, Tulio Triviño,  Junin y el resto del elenco de la serie chilena  31 Minutos se dio cita en el Teatro Metropólitan donde un público entusiasta los esperaba para cantar y bailar al ritmo de los temas que consagraron al noticiero  infantil como un referente del género en América Latina.

Niños que portaban las playeras estampadas de la serie, adultos que acompañaban a sus pequeños y  adolescentes que mostraban sus títeres del elenco gritaron con euforia cuando las holgadas cortinas color rojo se abrieron para dejar a la vista a Guaripolo dentro de un edificio en medio de la noche con grandes juegos de luces y pantallas laterales.

La historia transcurrió en el programa de radio nocturno de Guaripolo, quien les realiza bromas telefónicas a los demás personajes.
La estación de radio sirvió como el pretexto ideal para que se interpretaran sus melodías acompañadas de la agrupación musical que los conforma, con canciones como “Rin raja”, “Señora interesante” y “Pepelota”.

El espectáculo  fue testigo de los más de tres mil espectadores que coreaban  algunas canciones con más energía que otras,  como uno de sus éxitos más sobresalientes “Mi muñeca me habló”, la cual  puso a los niños y adultos a bailar y aplaudir.

Un momento catártico se vivió cuando en plena interpretación de “Nunca un siete me voy a sacar”, algunos de los personajes del emblemático noticiario infantil levantaron una pancarta con la leyenda en inglés  “Donald Trump Go home”, (ve a casa Donald Trump).

La aparición de algunos personajes como el conejo color rojo  Juan Carlos Bodoque en un bote de basura fue motivo de gritos imparables.

Una de sus canciones más esperadas, fue la elegida para terminar el espectáculo infantil: ”Bailan sin cesar”, en la que el público se levantó de sus asientos para bailar igual que las marionetas y los músicos que componían la agrupación. Y los gritos de “Otra, otra“, otra,” motivaron al elenco a ofrecer tres canciones más: “Ríe”, “Tangananica-tangananá y “El dinosaurio Anacleto”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS