Será una mamá jacarandosa y exhuberante

Mara Escalante actúa en la película ¿Qué culpa tiene el niño?
En el set del nuevo filme. Clasos
17/06/2015
00:30
César Huerta Ortiz
México, DF
-A +A

[email protected]

Tras 17 años alejada del cine, Mara Escalante regresa a la pantalla grande interpretando a una mamá jacarandosa y exhuberante.

Así lo será para ¿Qué culpa tiene el niño?, película producida por Mónica Lozano (No se aceptan devoluciones), actualmente en rodaje en el Distrito Federal.

En ella interpreta a la mamá de un joven (Ricardo Abarca, Cumbia ninja), a quien apoya.

“Es diferente a como me han visto en el papel de doña Lucha, que es posesiva y la típica madre mexicana de clase media; aquí respeta a su hijo y físicamente va a ser diferente, jacarandosa, rubia, exhuberante y alegre, segura de sí misma”, señala Mara.

Su más reciente colaboración para cine fue en la taquillera historia de Sexo, pudor y lágrimas, de 1999. Ya extrañaba, dice, el grito de “¡cámara, acción!”, en el set, luego de estar varios años trabajando en la televisión y el género de la comedia.

En ¿Qué culpa tiene el niño? comparte créditos con Karla Souza y Jesús Ochoa, de las taquilleras Nosotros los nobles y El segundo aire.

Su regreso fue complicado debido a que, recuerda, luego de una década de alejamiento, las cosas en el séptimo arte mexicano han cambiado.

“Las castineras habían cambiado y, bueno, con humildad fue volver a hacer el book y hacer casting como todo el mundo.

“Cuando dije que tenía que volver al cine no sabía por dónde empezar, actualizar mi currículum fue la parte difícil porque somos gente que no tenemos un registro de lo que hacemos, no guardamos fotos y videos y eso fue un relajo, lo hizo más complicado de lo pensado”, recuerda Escalante.

Ya con una agencia que la representa, la también actriz en María de todos los Ángeles yComo dice el dicho, sigue trabajando en la hechura de un guión, llamado tentativamenteSaturnina, que sería debut en términos de cine.

Se encuentra a fuego lento, pero en buen camino, dice.

“Es un bordado fino que ya lleva cuatro años, estoy contenta con lo que estoy viendo, tengo más imágenes de díalogos y ma claridad en todo.

“Me encanta porque ha sido un proceso como el de María de todos los Ángeles, que fue tomando forma y la gente se lo imaginaba y lo quería, aquí ya me está pasando eso, ahí va”, considera.

“Un día un productor de No se aceptan devoluciones (protagonizada por Eugenio Derbez) me dijo que le había gustado”, recuerda.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS