Luis de Tavira vuelve a ser actor

Con la obra La última sesión de Freud, el director regresa al oficio que había dejado en los 80
Jorge Ortiz de Pinedo es el productor del montaje que se presentará en el teatro López Tarso (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
28/07/2017
00:09
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Pocos montajes pueden presumir de tener un equipo como el de La última sesión de Freud, con Luis de Tavira y Álvaro Guerrero sobre el escenario y José Caballero dirigiendo.

La ambientación está a cargo del escenógrafo Alejandro Luna y la producción es de Jorge Ortiz de Pinedo, quien los lleva a partir de este 4 de agosto al Teatro López Tarso.

“Encantados aceptamos trabajar juntos porque es un regalo trabajar con un equipo de creadores como este, y sobre una obra entrañable, profunda, que hace preguntas importantes que no deberíamos olvidar en nuestros días”, dijo De Tavira.

La última sesión de Freud muestra una entrevista entre dos personajes, Sigmund Freud (Luis de Tavira), padre del psicoanálisis, y C.S. Lewis (Álvaro Guerrero), novelista y filósofo, quienes se enfrascan en la disertación de si Dios existe. Esta obra marca el regreso de Luis de Tavira a los escenarios teatrales como actor, actividad que dejó de lado en los años 80.

“Uno cree que elige el teatro pero la vida te convence de que es el teatro quien te elige y también te pone en su lugar. Nunca pensé que lo mío iba a ser dirigir, voy a cumplir 50 años como director de escena y nunca me lo planteé, pero implicó que dejara la actuación, después me pidió ser autor y profesor. De pronto me llega la invitación de volver actuar, justo cuando se cumple un ciclo de mi trayectoria y yo acepto con humildad y gratitud”, dijo De Tavira.

En este retorno le toca compartir escena con Álvaro Guerrero, a quien ha tenido la oportunidad de dirigir, pero el actor aseguró que ha sido una grata experiencia.

“Lo fundamental cuando estoy trabajando es la conexión en el escenario, ha sido sorprendente que desde los ensayos nos hayamos conectado porque supondría una desventaja que no practicara la labor de actor por mucho tiempo, pero pareciera que no lo dejó de hacer”.

Ambos se sienten satisfechos con la escenografía de Alejandro Luna, quien ha estado con ellos desde las primeras lecturas para hacer una propuesta escenográfica. “Cuando lo acompaña uno desde la gestación del proyecto, lo va uno ubicando en el ámbito donde el drama sucede”, declaró Luis de Tavira. Explicó que José Caballero es una guía y no le queda más que ser lo más obediente posible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS