Actores invaden un hostal y lo convierten en teatro

Espacios Mórbidos es un proyecto que permite presentar hasta 38 obras de teatro en corto en el hostal Regina
Habitaciones, la cocina y hasta el baño se convierten en foros teatrales (CARLOS MEJIA. EL UNIVERSAL)
09/06/2017
00:16
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

La invasión ha comenzado y la tarde del miércoles la temporada de Espacios Mórbidos en el Hostal Regina recibió a sus primeros espectadores, entre ellos los actores Carlos Rangel y María Teresa Garagarza, quienes se encargaron de apadrinar dicho proyecto.

“El objetivo de esta invasión es que encontremos en los espacios alternativos un lugar más para nuestra voz como creadores. El concepto es que seamos un ejército de actores que invaden el espacio, pero también la gente, la prensa, todos”, declaró Gabriela Orsen, coordinadora del proyecto, durante la inauguración.

También señaló que hace un par de años se intentó hacer algo parecido con el proyecto Habitación 22, del cual los padrinos formaron parte.

“Cuando tuvimos la oportunidad de estar en este espacio Carlos y yo hace dos años, si había algo que me conmovía era la preocupación de una productora y artistas de que el público se sientiera bien y que los actores se sientieran acogidos y en familia, eso se ve hoy en día ya muy poco. De pronto el negocio del teatro se ha vuelto tan falto de emotividad y de humanidad que somos números para las empresas, como productores independientes nos volvemos algo inequitativo, un porcentaje ya no este ejército que dice Gabriela”, expresó María Teresa Garagarza.

Por su parte Carlos Rangel, quien actualmente se encuentra en la puesta en escena La estética del Crimen, destacó que este proyecto de Espacios Mórbidos es una muestra más de que el teatro puede existir en cualquier lugar, “mientras exista alguien que lo quiera hacer y alguien que lo quiera ver”.

Él recordó la experiencia que vivió con Habitación 22, ubicada en este hostal, donde tuvo la oportunidad de presentar la obra Evolución frente a 25 personas como máximo. Cuenta que experimentó lo que era hacer teatro breve, con el público cerca, algo que consideró difícil porque se expone al máximo, pero conoció al mismo tiempo lo que el público siente.

La prensa e invitados especiales tuvieron la oportunidad de experimentar tres obras previamente a la ceremonia de inicio de temporada, todas ellas diferentes entre sí, pero el público tendrá la opción de elegir entre una cartelera de 38 obras.

Una de ellas fue Luz a Oscuras, creación de “Querido Sergio” Fernández, el cual cuenta una historia fantástica entre un aluxe o duende y el hombre. La obra lleva al público por un recorrido sensorial en el que los olores, sonidos y tacto de las cosas juegan un papel fundamental. También se presentó La Futíl Tragedia del Café-Internet, que no Tenía Café y no Tenía Internet, que escribió Carlos Talancón, y en la cual la propia Gabriela Orsen participa como actriz, al lado de Mario Alberto Monroy. En ella se cuenta la historia de un pintor fracasado y una creyente en el feng-shui que han tenido una vida bastante complicada, pero que deciden abrir este negocio que al principio marcha bien, hasta que un descuido insignificante complica todo.

Evangelina Martínez y Laura Castro son las actrices que participaron en la obra La Nena, montaje que abrió oficialmente la temporada y que aborda el tema del alcoholismo y sus estragos en la relación de una madre y su hija, quien debe gastar todos sus ahorros para acompañar a su progenitora en un momento de gravedad.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS