Llora, ama y ríe con "El Hombre Mancha"

La actriz española Guadalupe Lancho habla sobre la experiencia de interpretar a Aldonza en la obra musical
Benny Ibarra (aquí en su papel de El Quijote) felicitó a Lancho (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
02/05/2017
00:08
-A +A

[email protected]

Con dos semanas en el papel de Aldonza, de la obra musical El hombre de la Mancha, la actriz española Guadalupe Lancho dice que ha encontrado un foro en el cual ha podido desarrollar su creativdad. “Tenía la ilusión de crear una cadena infinita de amor a mi alrededor y se me ha concedido”, dice.

Recuerda que el día de su debut, lloró y besó el escenario del Teatro de los Insurgentes.

“Confié plenamente en venir a México y creo que me ha salido bien ese instinto de decir que sí porque es una de las cosas más bellas que voy a hacer a nivel teatral, creo”.

En su primera función, en efecto recibió una larga ovación de parte del público mexicano pero también de la compañía de El hombre de La Mancha, que la recibió justo en la función 220. Esa noche, René Franco fue uno de los padrinos del evento y en su participación dijo: “Hay seres humanos que atraen a la luz. La luz los ve y corre hacia ellos, tú eres una de esos”, en alusión a la actuación de la ibérica, quien no ocultó sus emociones y lo abrazó en agradecimiento.

El actor Benny Ibarra, que interpreta a Cervantes y a Don Quijote, ve en Lancho una gran capacidad para integrarse a la compañía. “Es una actriz que llegó para formar familia, es impresionante. La gente apenas la descubrió pero desde la primera vez le aplaudieron por su trabajo, por su valor, por su talento… y porque nunca deja de llorar”, dice el actor en referencia a las constantes muestras de emoción de la actriz.

Lancho asegura que hace varios años llegó a la conclusión de cuál era su papel en la vida: actuar. Añadió que en México se siente como en casa. “Confesó que su única pena fue despedirse de su mamá.

En su debut, por cierto fue respaldada por personalidades como Margarita Gralia, Andrés Palacios, Pablo Puyol, Alberto Collado y Chumel Torres.

Gralia dijo: “El mexicano es un público maravilloso y sensible. Sabe distinguir cuando la gente es talentosa y honesta”. También, le aconsejó que fuera auténtica para tener una carrera exitosa. Para concluir, no dejó de lado la tradición de dar la “patadita de la buena suerte” a la actriz española.

El chileno Andrés Palacios la felicitó por estar en México y le aseguró que su talento le garantiza una larga carrera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS