"Conejo Blanco, Conejo Rojo" cerró su ciclo en La Teatrería

La obra culminó luego de cuatro temporadas y 58 actores en escena
"Conejo Blanco, Conejo Rojo" cerró su ciclo en La Teatrería
Foto: Cortesía
26/04/2017
16:02
Sughey Baños
Ciudad de México
-A +A

La puesta en escena Conejo Blanco, Conejo Rojo cerró su ciclo en La Teatrería, después de cuatro temporadas y 58 actores que tomaron el reto de representar un texto sin conocerlo, el último en subir al escenario fue Enrique Singer quien realizó una interpretación divertida que hizo reír mucho al público la noche de este martes.

"Es de los proyectos que con menos expectativa hemos estado, no teníamos idea de lo que iba a pasar ni en la primera función por su misma naturaleza, es un actor abriendo un sobre y viendo qué pasa, no sabíamos cómo iba a reaccionar la gente y los actores, entonces cada función ha sido una gran sorpresa", declaró José Manuel López Velarde,  productor de este proyecto.

El también creador de musicales como Mentiras y Si nos dejan, explicó que esta obra escrita por el iraní Nassim Soleimanpour terminó su estancia al menos en la Ciudad de México, pero sí hay planes de llevarla a Tijuana, Argentina y Los Ángeles con su versión en español, para que artistas latinos radicados en Estados Unidos participen.

López Velarde recordó que en un principio los actores y actrices dudaban en participar, por el hecho de enfrentarse a un texto el cual conocerían hasta el momento de salir al escenario, "después incluso nos pedían venir, pero fueron los que debían de estar, creo que fue un elenco variado, interesante, prestigiosos, muy gozoso".

En la develación por el cierre de esta temporada estuvieron presentes algunos de los actores que formaron parte de la obra, como Mónica Dionne, Gaby de la Garza, Lalo España, Esmeralda Pimentel, Rodrigo Murray y Roberto Sosa.

"Es otro tipo de disfrute el poderla ver y escuchar desde la frialdad del espectador, creo que lo disfrute más porque así te da la oportunidad de abrir más la mente para ver qué es lo que te está contando el autor. Tuve dos lecturas, la del actor arriba en escena leyéndola, y la del espectador recibiéndola. Enrique Singer lee deliciosos, dándole un sentido a cada frase, creo que es un texto que amerita mucho las pausas, darle su tiempo a cada momento del texto para encontrarle sentido, la disfruté mucho", dijo Roberto Sosa.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS