Se encuentra usted aquí

La magia del baile en escena

Lord of The Dance se presentó en el Auditorio Nacional después de una década de ausencia
Durante el show se mezclaron bailes típicos europeos con compases modernos (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
11/02/2017
00:07
Ariel León
-A +A

[email protected]

Este jueves la Ciudad de México fue seducida por el baile y los compases que la compañía del espectáculo Lord of The Dance presentó en el Auditorio Nacional antes más de 8 mil asistentes que disfrutaron la magia artística de los reyes de la danza.

La compañía dancística regresó nuevamente al país, pero en esta ocasión con su espectáculo “Dangerous game” con el que consiguieron hipnotizar a los presentes en el coloso de Reforma, quienes en punto de las 20:00 horas pudieron disfrutar de la primera de las cuatro presentaciones que habrán de este show.

El espectáculo que estuvo marcado por un estilo gótico y medieval comenzó con un gran despliegue tecnológico en el que grandes pantallas de LED, luces multicolor y un envolvente sonido transportaron al público a un tiempo y era en el que la danza lo fue todo.

Durante el show, el presente y el pasado se mezclaron, bailes típicos europeos convergieron con movimientos y compases modernos, la tecnología y la tradición estuvieron en un mismo escenario, en una ocasión en la que la cultura irlandesa se manifestó.

Los momentos más aclamados de la noche fueron sin duda aquellos en que los bailarines sacaban sus mejores pasos de tal, con los que hicieron vibrar a los presentes, quienes aclamaban con aplausos y porras cada despliegue de talento sobre el entarimado.

Los bailarines estuvieron en todo momento comandados por la leyenda de la danza, Michael Flatley, quien siempre elevaba la emoción con sus espectaculares pasos y su interpretación gesticular, misma que por momentos era reproducida por los presentes, quienes estaban atónitos por los complicados pero deslumbrantes pasos que estaban presenciando.

Los violines fueron parte importante del show que a su vez se complementó con las imágenes que se proyectaban en las pantallas y que contaban la historia irlandesa a través de la danza y la música.

Esta es la primera ocasión en la que Lord of The Dance regresa al país después de una década de ausencia, razón por la que quizá este jueves el Auditorio Nacional se entregó a esta compañía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS