Se encuentra usted aquí

Comedia, romance y teatro

Se presenta en La Teatrería la puesta Sucia y muy chingona historia de amor
Aldo Escalante y Ana González Bello como los personajes de la obra. (CORTESÍA)
19/07/2015
00:07
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

Ellos no podrían ser más diferentes entre sí. Él, un hombre tímido, gordito y casi un nerd; ella, una chica neurótica, fresa y en busca de una conquista, pero una noche de juerga es aprovechada por el amor para unirlos, y conocer el proceso de esta conquista, es lo divertido de la puesta en escena Sucia y muy chingona historia de amor, que se presenta en La Teatrería hasta el 12 de agosto.

“Se trata de una comedia romántica con giribilla”, explicó Manuel Calderón quien se encargó de adaptar el texto Dirty great love story y codirigir la obra al lado de Aída del Río.

“Son  dos tipos con muchos miedos e inseguridades, que se la pasan equivocándose, pero al final son los suficientemente valientes, arrojados y amorosos como para encontrar una historia de amor fantástica, en esos términos tan imperfectos".

Aunque al principio su objetivo sí era el público de una edad entre los 20 y 30 años de edad, durante estas semanas de temporada se han dado cuenta que cualquiera se puede identificar con la historia.

“Aunque de repente mi tía de 80 años no entienda qué es tinder, pero entiende perfectamente”, los nervios de no gustarle a alguien que te interesa, pero el sentimiento está ahí y luchas porque tienes mucho miedo del riesgo que eso implica para no aventarse sin red, pero finalmente el amor es así, arriesgarse”, dijo Manuel.

La directora explicó que, si bien la obra está llena de los clichés que hacen atractiva una comedia romántica, pero usados con inteligencia.

“Creo que la forma de evitar el cliché es abrazarlo con toda la pasión del mundo, y de ahí partir para crear algo nuevo, al no tenerle miedo a este elemento lo empapamos de nuestras experiencias personales y de nuestra propia imperfección”, agregó Manuel Calderón.

Para interpretar a Mónica y Ricardo, los protagonistas de esta comedia, eligieron a los actores Ana González Bello y Aldo Escalante, quienes logran que sus personajes se burlen de su situación y además se vuelvan entrañables.

Aída comentó que algo que ayudó mucho a la puesta en escena es que todo el equipo está conformado por amigos. “Era padre porque todos estábamos cercanos a la edad de los personajes, entonces el entendimiento de la crisis que están pasando para todos es cercana y eso fue divertido”.

Visualmente lo que tiene esta obra es que recrea ambientes cinematográficos con recursos teatrales.

“Era como generar las atmósferas que cuestan millones de dólares generar, a partir de actores y una escenografía minimalista”, señaló Calderón. Aída del Río comentó que ayudó mucho a resolver esta disyuntiva su afición al cine y los referentes que pudieron rescatar de sus comedias románticas favoritas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS