Despacito es una canción obscena en Malasia

El tema interpretado por Luis Fonsi y Daddy Yankie fue prohibido ante la queja de sectores islamistas que aluden "contenido sexual explícito"
La versión de los puertorriqueños es muy popular en el país asiático. FOTO: AFP
21/07/2017
00:02
EFE
Bangkok
Con información de AP
-A +A

Las autoridades de Malasia prohibieron la emisión en la radio y televisión pública de la canción “Despacito”, del puertorriqueño Luis Fonsi, después de que sectores islamistas denunciaran que su letra es obscena, informa la prensa local.

El ministro de Telecomunicaciones, Salleh Said Keruak, anunció anoche la decisión tras una reunión del panel de evaluación de la estatal Radio Televisyen Malaysia (RTM), que acordó retirar el permiso.

“RTM cesará de emitir esta canción en todas sus emisoras de radio y televisión con efecto inmediato”, dijo Salleh según el diario The Star.

La medida fue tomada horas después de que el partido islamista Angkatan Wanita Amanah Nasional (Awan) criticara el contenido sexual explícito de la canción y pidiera que se prohibiera su emisión en los medios de comunicación.

El partido islamista Amanah había denunciado la canción y pidió que no se emitiese en Malasia, ya que muchos niños la cantaban sin entender el significado de su letra.

“Respetamos el derecho al entretenimiento, pero debería haber directrices claras para que el entretenimiento no eche a perder a las personas sino que las haga mejores”, dijo Atriza Umar, responsable de la formación, al diario The Star.

La prohibición sólo afecta a los medios estatales, no a las emisoras privadas ni a servicios de música a través de Internet o plataformas globales de entretenimiento como YouTube.

Tanto el original como el remix con Justin Bieber son los temas más reproducidos de la historia en servicios en internet, con más de 4 mil 600 millones de reproducciones.

La anterior marca estaba en manos del canadiense Bieber con su canción de 2015 “Sorry”.

Cuando se anunció el récord a principios de semana, Fonsi dio las gracias al streaming por ayudar a que su música llegue a todo el planeta.

No es la primera vez que las autoridades malasias prohíben una película o espectáculo apelando a la moralidad pública.

En marzo de este año, la Comisión de Censura de Películas vetó el estreno de la última adaptación de La bella y la bestia por la aparición de un personaje homosexual, aunque días después rectificó y permitió su proyección.

En 2014 la misma Comisión impidió la proyección de Noé, de Darren Aronofsky, por considerar que la cinta era contraria al islam.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS