Céspedes ama el romanticismo y “La vida loca”

Casi dos décadas después, el músico se lanza con un material que fue grabado desde el Teatro Karl Marx de la Habana
Fue en 1998 cuando Francisco Céspedes tuvo su última presentación de forma “legal” en Cuba. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
17/06/2017
00:10
Ariel León
-A +A

[email protected]

Aunque Francisco Céspedes nunca dejó de visitar su natal Cuba bajo el régimen de Fidel Castro —y ahora de su hermano Raúl— sus presentaciones eran clandestinas, pues dice que no le tenían permitido tocar en el lugar que lo vio nacer.

Ahora, casi dos décadas después, el músico se lanza a grabar un material bajo el concepto Zona preferente grabado desde el mítico Teatro Karl Marx de la Habana.

Fue en 1998 cuando Céspedes tuvo su última presentación de forma “legal” en la isla, a partir de ahí no volvió a tener un show en forma, por ello este nuevo material lo llena de alegría, felicidad y mucha nostalgia.

“Estoy feliz, con una emoción que me embargaba el alma, todo el cuerpo, cada célula, cada partícula de mi cuerpo; eso sucedió y es lo que se plasma, tuve ese deseo de estar en mi tierra, y el público estaba así, me sentí yo creo que exacerbado, un poquito la emoción que tuve, como platicaba en una entrevista anterior, contando que tuve que parar un rato para decirle al público que me dieran unos minutos para conversar con ellos y aliviarme”, señaló el cantautor visiblemente emocionado.

Aunque el músico dice desconocer la razón por la que tenía prohibido cantar en su país, está congraciado con poder haber filmado este material del que fueron testigos sus connacionales quienes pudieron escucharlo en vivo, con lo que él le regresó un poco de lo que su tierra le dio.

“Yo no sé de dónde venía la prohibición. Algunos funcionarios culturales habían jurado que mientras ellos estuvieran ahí yo no cantaría en Cuba.

“Pero esos ‘semidioses’, burócratas administrativos, perdieron: canté para mi gente. Cinco mil almas abarrotaron el Teatro Karl Marx, muchos se quedaron afuera”, explicó Céspedes.

Desde el Teatro Karl Marx es además el material con el que celebra las dos décadas que “Vida loca” tiene de haber sido lanzado. Aunque aseguró que aún las cosas en Cuba no están como todos los ciudadanos quisieran, desea que poco a poco comiencen a cambiar en su país, pues dijo que sus compatriotas se lo merecen.

“Los tiempos van cambiando, me siento dichoso de ver a tanta gente en mis presentaciones, porque asisten muchos jóvenes quienes se contagian con mi música y eso me emociona, lo cual demuestra el deseo de cantarle al amor sin importar la edad. El romanticismo no muere”, detalló.

El material que se grabó durante tres horas y media incluye un CD/DVD con temas inéditos, un dueto con su amigo Pablo Milanés y se encuentra a la venta desde el viernes.

La razón por la que Francisco invitó a Milanés es porque lo considera un maestro que lo ha ayudado a lo largo de su carrera musical.

“Siempre lo he respetado, por eso además de la gran admiración y respeto que le tengo a su obra que ha sido guía en mi vida, él era el que tenía que estar ahí, como dice uno, ¿quién se lo merece? El que se lo merezca está”, enfatizó Francisco Céspedes.

Con este material el músico también celebra 48 años de carrera musical, alistándose así para pronto cumplir medio siglo sobre los escenarios de Latinoamérica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS