Se encuentra usted aquí

Se adueñan del metro mexicano

Lucky Chops, quien toca en ese transporte de NY, trasladó su show a la línea dorada
La banda interpretó tres temas en la estación Zapata, también se presentó en el Teatro Metropólitan (AGUSTIN SALINAS/EL UNIVERSAL.)
19/05/2017
00:13
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

“Déjenme pasar”, decía la chica de 16 años al elemento de seguridad del metro que, con radio en mano, parecía dispuesto a no permitirlo.

“¡Los sigo desde que interpretaban ‘Stand by me’!”, insistió, mientras a escasos metros la banda de Lucky Chops contestaba preguntas de prensa.

La joven no estaba en un hotel montando guardia para el autógrafo o asistiendo a una conferencia, sino en los pasillos de la estación Zapata de la llamada Línea Dorada.

Lucky Chops, el grupo que comenzó a tocar en el metro neoyorquino y saltó al estrellato cuando alguien subió un video de ellos en Youtube, quiso hacer lo mismo en el de México.

Sólo fueron tres canciones, entre ellas “Problem” de Ariana Grande y “Funky town”, pero suficientes para que cerca de un centenar de personas se arremoliran a su alrededor.

El Sistema de Transporte Colectivo Metropolitano lo había anunciado en sus redes sociales y la gente que a las 17:00 horas logró salirse de la oficina, pudo verlos.

“Teníamos que estar aquí, en este gran metro”, exclamó Josh Holcomb, el trombonista del grupo.

Lucky Chops, que se distingue por hacer covers con instrumentos de viento, también se presentó el miércoles en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México.

Poco antes del miniconcierto en la Línea 12, los integrantes se habían paseado por los andenes de la estación, siendo reconocidos por alguno que otro joven, quien disimuladamente les tomaba fotos con el celular para presumirla con sus amigos.

Integrada por Josh Holcomb, Daro Behroozi, Joshua Gawel, Raphael Buyo y Charles Sams, el grupo hizo su aparición en el escenario improvisado caminado y tocando sus instrumentos como cualquier grupo mexicano de banda, género que les fascina.

Los chicos, que se conocieron en el instituto de música de la Gran Manzana, comenzaron tocando en Central Park y luego pasaron al metro, lugar al que consideran un lugar triste y solo.

“Entonces era dar un poco de alegría”, indica Holcomb.

Ahora, han pisado países como Alemania, España, Italia y Holanda.

En YouTube, sus videos promedian más de dos millones de visualizaciones en donde se los ve interpretando canciones como “Eye of tiger”, “Danza kuduru” y “Hey soul sister”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS