Fonsi llegó despacito y se irá despacito

El cantante consiguió fama a partir del dueto que hizo con Daddy Yankee pero productores y compositores lo califican como una moda pasajera
Fonsi y Yankee en la entrega de los Billboard Latin Music, donde interpretaron el sencillo, que en sus primeras 24 horas en VEVO, rompió récord con más de 5 millones de vistas. (SERGI ALEXANDER. AFP)
15/05/2017
00:01
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

La fama que Luis Fonsi logró en enero pasado al brincar del pop al reggaetón no tuvo nada de “Despacito”.

En sus primeras 24 horas rompió récord en Vevo con más de 5 millones de vistas, en Spotify se convirtió en la primera canción latina con letra en español en llegar al primer lugar de la lista global de canciones más escuchadas y cuando Justin Bieber la versionó obtuvo 20 millones de reproducciones su primer día en Youtube.

Pero la canción se encuentra enclavada en un género criticado por la forma en la que retrata a la mujer y su pobreza musical.

Memo Méndez Guiú, productor y compositor de temas y proyectos como Timbiriche , considera que el contenido de “Despacito” se inclina a lo sexual. “Eso es lo que se está promoviendo, lo que se está vendiendo y lo que se está estimulando. Básicamente toda esta música está dirigida hacia eso: a sexualizar, a mover, a prender”, subrayó.

Al trovador Rafael Mendoza, autor de “Tatuaje de luz”, no le parece extraño el éxito del género pues, dice, es un ensamble rítmico primario, ancestral y básico que por eso mismo genera una conexión directa con la masa.

“A mí no me asusta el sexo, lo que pasa es que las obras artísticas tienen un mundo mucho más amplio y en el caso del reggaetón, el tema se concentra con una visión muy elemental.

“Es la sexualidad pura e incluso la cercanía con la violencia y la reafirmación de valores nocivos como la hipersexualización del cuerpo femenino y el hiper poder del hombre: él es siempre el que tira el rollo, el que va a medir, a tomar...” agregó.

El video de “Despacito” fue grabado en el barrio La Perla, en San Juan Puerto Rico, una zona pobre que por varios años fue víctima de violencia y tráfico de drogas. Desde los primeros segundos, se ve la imagen de la puertorriqueña Zuleyka Rivera, ex Miss Universo, vistiendo un top morado que deja al descubierto su vientre y un short entallado. Sonriente, se contonea por los callejones del lugar y en algún momento se recarga en una pared, posando entre tendederos con ropa. Fonsi, por su lado, aparece con camiseta sin mangas y lentes oscuros.

En uno de los versos se escucha “sabes que tu corazón conmigo te hace bom, bom/ sabes que esa beba está buscando de mi bom bom”, y es cuando en el clip, ahora en el bar La Factoría del Viejo San Juan, Zuleyka ingresa a un centro nocturno con un vestido entallado. La cámara, inmediatamente, hace un close up a su trasero.

Erika Ender, coautora de la canción con Fonsi y con una trayectoria que incluye premios Latin Grammy y canciones como “Te necesito” (OV7) y “Ay Mamá” (Chayanne) considera que la letra de “Despacito” es poesía, que toca lo sensual con responsabilidad.

“Es sugerente, pero es poesía hecha con respeto y poniendo a la mujer en el lugar que debe estar, no faltándole al respeto y en esto yo cuidé mucho la pluma, considero que las mujeres somos una obra de arte, somos las que traemos vida”.

Luis Fonsi inició su carrera hace 19 años en el género pop como compositor, productor e instrumentista. En su disco más reciente, 8, Fonsi incluye temas como “El tren”, que habla de lo importante de no dejar pasar la vida.

Fato, compositor de temas como “Terrenal”, considera que la canción no tiene como tal una letra que asuste pero sí que tiene un ligero doble sentido. Lo que lamenta es lo que provoca la industria en los artistas.

“El chavo empezó con música romántica, con una tremenda voz, hay demasiado talento para este tipo de cosas. ¿Sabes qué sucede? Que los genios de las disquera se van a lo fácil y lo peor de todo esto es que cantantes con tanto talento se prostituyen, hay una prostitución a tus principios. Ricky Martin es otro ejemplo, empezó con baladas grandiosas... Esto una moda que va a pasar y de la cual muchos se van a lamentar, ¿qué credibilidad va a tener un cantante de esa magnitud? Mañana que se acabe el reggaetón ¿qué van a hacer? Son mediáticos todos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS