Los Ángeles Azules le dan amor a fans

La agrupación apapachó a sus seguidores con baile, complacencias e invitados en su concierto en el Auditorio Nacional
Los músicos deleitaron con temas como “20 rosas” y “Mi niña mujer" (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
20/03/2017
00:00
Enrique Vega Zamora
-A +A

[email protected]

“Bienvenidos al Auditorio Nacional”, celebró el sonido local mientras Los Ángeles Azules aparecían, en punto de las 20:00 horas, en el escenario en medio de la penumbra del recinto que ya lucía pletórico. Los hermanos Mejía animaron a su público con un enérgico: “A ver las manos arriba, ¡venga!” Cuando se hizo ensordecedor el aplauso de la gente que reconoció el primer acorde de “Entrega de amor”, la fiesta había empezado.

Poco menos de dos minutos después los asistentes al Auditorio Nacional el sábado estaban, en su mayoría, bailando al ritmo de los “de Iztapalapa para el mundo”. Los primeros invitados fueron cinco fans, quienes subieron al entarimado para bailar “A la cumbiamba” y “Toma que toma”. Atrás, la orquesta liderada por el maestro Odilón Chávez ya ocupaba el escenario, quienes aguardaban para aderezar el show.

Enfundados en sacos y vestidos color vino, los integrantes de Los Ángeles Azules hicieron bailar a un público que no dejó de corear y aplaudir al ritmo del inconfundible sabor cumbiero con los temas “La cumbia coqueta” y “La cumbia de la tostadita”.

Tras los primeros 40 minutos de fiesta total, el aplauso de los asistentes fue unísono cuando la pantalla subió y dejó ver a la Orquesta Sinfónica. Inmediatamente, apareció la cantante Paty Cantú para interpretar “El listón de tu pelo”. Los presentes la recibieron con una gran ovación y le pidieron repetir. Fueron complacidos.

Ya a solas, la agrupación interpretó “Mi único amor” “Juventud” y “20 rosas”, “Las maravillas de la vida”, “Cumbia del infinito” y “Mi niña mujer”, entre otros éxitos que la gente coreaba desde sus butacas.

Llegó el turno de que Tessa Ia se uniera a la celebración y juntos cantaron “Hermoso bebé”. La orquesta reapareció para multiplicar aplausos con “Cómo te voy a olvidar”, que terminó por dinamitar el júbilo del público, entre los que se encontraban personas de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores.

El pequeño espacio entre las filas de butacas era usado como pista de baile en cada rincón del inmueble. Las sorpresas siguieron llegando y apareció la cantante española Ana Torroja que puso a bailar a los espectadores con “Ay, amor”. La intérprete también consintió a sus fanáticos cuando éstos pidieron que repitiera la pieza.

Los constantes “¿ya se cansaron?” que lanzaba el grupo, eran inmediatamente respondidos con un “¡no!”, que los presentes hacían retumbar al interior del inmueble ubicado sobre Paseo de la Reforma. Fue entonces cuando Elías Mejía, bajista del grupo, alertó al público sobre la presencia de Ximena Sariñana; ya todos sabían qué significaba: más baile al ritmo de una de las canciones más reconocidas del repertorio, “Mis sentimientos”.

Tras su presentación, la cantante agradeció el afecto de la concurrencia y también los apapachó con una doble interpretación.

Ya en la recta final del concierto, la agrupación surgida al oriente de la capital mexicana bromeó con sus seguidores, sin dejar de consentirlos con complacencias, sello característico en sus presentaciones.

“Ya me voy, ¿cuál creen que nos hace falta?”, preguntó Elías Mejía El Doc a los presentes y a una sola voz respondieron: “17 años”. En seguida se escuchaba la icónica canción de Los Ángeles Azules y la gente no desaprovechó para desbordar algarabía.

Ante un lleno en el Auditorio, El Doc agradeció el cariño de su público que sigue cantando la música de Los Ángeles Azules. Las luces se apagaron y el resto era sólo gente saliendo del recinto tarareando la canción favorita.

 

Comentarios