Haydée, la hija que no quería ser

(ARCHIVO EL UNIVERSAL)
05/02/2017
00:06
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Haydée Milanés se dio cuenta de quien era hija, de manera gradual, cuando veía a su padre irse de viaje y permanecer en un cuarto de estudio con guitarra en mano.

“Quizá componía él una canción que hoy es famosa y yo jugando, interrumpiéndolo, pero me gustaba verlo y escuchar algún fragmento de canción”, dice divertida.

Pasaron los años e intentó ir, como buen ser humano, contra lo que era. Quiso ser pintora y bailarina, huyendo de todo lo musical.

“Pero una vez estando ahí, era tratar de ser yo, independiente de la figura de mi padre, y ese fue todo proceso. Mi primer álbum salió sin mi apellido, la gente nunca entendió eso y ahora que lo veo, yo tampoco, era una inmadurez también”, expresa la cubana.

Ahora decidió grabar un álbum con su padre, el creador de “Yolanda” y “El breve espacio”, con quien dará en marzo próximo, un concierto en la Ciudad de México.

Ya se escucha el sencillo “Para vivir” y adquirirse digitalmente.

¿Miedo a cantar los temas ya conocidos por el público latino? Sí, pero eso no importa, dice.

“Hay que hacerlo con respeto y con un poco de miedo”, expresa.

Con su papá espera cantar durante su concierto en la CDMX, la novel “Vestida de mar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS