Camila y Sin Bandera se presentan en Viña del Mar

Los integrantes de Camila dirigieron un mensaje en contra de la política de Trump: "A mí me duele; México y Chile son muy parecidos. No importa a quien tengan al lado, aunque no lo conozcan, sea su suegra, hombre con hombre, no importa. Hay que practicar la compasión"
Sin Bandera se presentó después de once años en el festival chileno. (EFE)
22/02/2017
05:30
Cristina Pineda
Viña del Mar
-A +A

La solidaridad une naciones y el amor que demostraron Camila y Sin Bandera traspasó sus canciones, llevándose gaviotas de oro y de plata.

En la segunda jornada del festival Viña del Mar, en su edición número 58, Mario Domm y Pablo Hurtado cerraron la noche con el cantante entregando unas palabras para otro acto, esta vez en contra del muro que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, pretende poner en la frontera con México

"Quiero hacer un ejercicio ahora que está lo del muro. A mí me duele; México y Chile son muy parecidos. No importa a quien tengan al lado, aunque no lo conozcan, sea su suegra, hombre con hombre, no importa. Hay que practicar la compasión, agárrense unos con otros y hagamos una cadena infinita de amor para que los muros nunca se construyan en ningún país del mundo", expresó Domm ante la obediencia de miles de asistentes en la Quinta Vergara.

El romanticismo esta vez fue mexicano, pues la energía de ambos dúos se sintió en todo momento, con cánticos que llegaron al corazón y con la unión a la pena de cientos de damnificados por los incendios en el sur de Chile. 

Camila saltó al imponente escenario a las 02:25 horas con "Mientes" y "Perdón".

"Qué emoción estar aquí por tercera vez en este monstruo, cada vez que venimos nos tratan demasiado bien", apuntó Domm para poner voz a "Abrázame" y "Decidiste dejarme".

"Hace doce años Camila empezó tocando en pequeños bares de la Ciudad de México, nunca imaginamos ni en mis mejores sueños que estaríamos en el escenario más importante de Latinoamérica", complementó luego Pablo para seguir con "Bésame".

Adaptados al arte chileno, y después de que Mario Domm conviviera con los bailarines Power Peralta tras desempeñarse como presidente del jurado del festival, los invitó para poner movimiento a su espectáculo. 

"¿Quieren escuchar una historia o les vale madres?, preguntó Mario. "Me gusta ahorrar y todo lo que ganamos en 300 conciertos lo metí a la Bolsa de Valores. Me sentía contento porque tenía un número que me hacía sentir seguro y ahí mi amigo me dijo 'soy economista, puedo elevar tu dinero'. Estúpido, nunca lo hubiera hecho. 

"A la semana perdió todo. Me quedé en silencio y esa noche en el insomnio empecé a pensar en la casa que no le compré a mi madre, lo que pudo hacer mi abuela con ese dinero. Una noche me dije ponte a escribir que a eso te dedicas, llevaba un año sin hacer canciones y así estaba cómodo, pero ahí entendí que para hacer canciones la tenía que pasar un poco mal. En diez minutos compuse esta canción y también entendí que no me dedicaba solamente a escribir canciones o cantar, sino a convertir la energía negativa en positiva", contó antes de "Aléjate de mi".

Luego se dio espacio para incluir temas que ha regalado como compositor a otros artistas, tales como Alejandra Guzmán, Jesse & Joy y Thalía con "Volverte a amar", "Llorar" y "Equivocada", respectivamente.

El público expectante les otorgó sus gaviotas, una tras otra, y pidió un poco más. Para las 03:37 horas dijeron adiós, no sin antes complacer con "Solo para ti" y "Todo cambió".

"Gracias a los que han creido en nosotros como dúo, siento que hay Camila para muchos años", agradeció Domm.

Desde las primeras horas de la velada se veía a vendedores de globos, tal como la venidera noche de romanticismo lo ameritaba. En las cabezas de miles de asistentes también se vislumbraban coronas de flores que resaltaban entre la oscuridad con sus colores rosas y amarillos.

Los encargados de abrir y levantar suspiros fueron los integrantes de Sin Bandera, que salieron a escena a las 22:18 horas para iniciar con "Amor real".

"Buenas noches, Viña. Once años después aquí estamos, muchas gracias", saludó Noel Schajris para dar pie a "En esta no", seguida de "Ves" y "Que me alcance la vida".

Aunque los coros los acompañaban, las personas se levantaron de sus asientos para bailar con los primeros acordes de "Sirena", el propio Noel bajó con los jueces y luego se siguió en el pasillo para tocar la mano de algunos afortunados; mientras tanto, Leonel García se intercambiaba los roles para tocar los tambores y platillos.

El amor continuó con el amor y el desamor de "Suelta mi mano", "Mientes tan bien" y "Que lloro", cuando les dieron la gaviota de plata.

"No podemos entender el cariño enorme que nos da cada segundo, cada uno de ustedes cantando nuestras canciones. Nos llena el corazón", expresó emocionado Leonel.

Poco antes de recibir la gaviota de oro interpretaron "Te vi venir" y "Kilómetros", donde refirieron que el reconocimiento era como la relación que mantienen con su público. El cierre se dio a las 23:39 horas con "Entra en mi vida" e "Y llegaste tú".

msl

 

COMENTARIOS