Enrique se convierte en “héroe”

Conquistó a fans en el Auditorio Nacional con un show íntimo
El cantante mostró la protección en su mano derecha debido a su accidente al intentar atrapar un dron hace unas semanas. Foto: ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL
05/07/2015
00:37
Cristina Pineda
-A +A

[email protected]

La lesión que sufrió en la mano no le impidió a Enrique Iglesias armar una fiesta en la primera de tres fechas de su gira Sex & Love en el Auditorio Nacional, recinto en el que se mostró sonriente y cercano a su público de casi 10 mil almas.

Con una playera roja, pantalón negro y una gorra, salió al escenario a las 21:35 horas interpretando “Tonight”, en donde mostró la protección en su mano derecha debido a su accidente al intentar atrapar un dron en un concierto en Tijuana.

“México, ¿preparados?”, gritó al tiempo que agarró las manos de quienes estaban cercanos a él y las movieron al ritmo de “I like how it feels”.

Con una pantalla que mostraba la letra de algunas de sus canciones, siguió con “No me digas que no”, y “Bailamos” en la cual volvió a acercarse a sus fans.

Fue justo ahí que pisó por primera vez la pasarela que estaba instalada para ir más al fondo del primer piso, lo que causó un gran júbilo.

“Buenas noches. Mil disculpas por la demora, muchas gracias por esta noche”, saludó para recibir gritos de “¡Qué se encuere!”, lo que le despertó una gran sonrisa.

 “Esta próxima canción la escribí hace 10 años y nunca me imaginé que la iba a cantar con uno de mis ídolos (Marco Antonio Solís)”, dijo al sentarse en medio del escenario junto a sus músicos para dar voz a una versión acústica de “Perdedor”.

Sus ojos se cerraron en cada momento que tomó más inspiración para contar que es malo con las palabras, por lo que su forma de comunicarse con su novia de cerca de 14 años (Anna Kournikova) es cantando.

Confesión que dio paso a “Loco”, uno de los momentos más románticos de la velada. Así, repartió caballitos de tequila a sus allegados: “Esto va por México ¡salud!”, expresó emocionado.

Tras dejar lo acústico y un par sostenes que recibió del público es que siguió con la rítmica “Be with you” y sólo el humo que emanó la separó de “Tired of being sorry”, de su álbum Insomniac, para bajar del escenario y subir a las vallas que lo separaron con la gente para cantar “Escape”.

La coreada “Héroe” lo vio en una pequeña tarima en la mitad del primer piso del Auditorio en sus intentos de acercarse lo más posible a su público a quienes pidió encender las luces de sus celulares: “Aquí empezó, México”, se emocionó antes de “Experiencia religiosa”, con la que se despidió.

Pero volvió al ritmo de su último sencillo titulado “El perdón” e hincado comenzó “Bailando” con un sensual baile.

Acompañado por ocho músicos y dos coristas, es como terminó todo a los brincos con “I like it”, a las 23:07 horas, llevándose mucho cariño e incitando al “olé, olé, olé”.
Dentro de su mercancía oficial(y también en la pirata) se encontraron réplicas de la playera blanca a la cual dibujó un corazón con su sangre durante su accidente con el dron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS