Bersuit Vergarabat pide justicia con baile y música

El grupo argentino, que ofreció show en el Plaza Condesa, pidió por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y se pronunció en contra del feminicidio
23/06/2015
04:00
-A +A

[email protected]

En una auténtica fiesta los argentinos de Bersuit Vergarabat conquistaron al Plaza Condesa en su regreso a México donde pidieron justicia por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y con sus pijamas bien puestas se pronunciaron contra el feminicidio al grito de “ni una menos”.

El baile y la emoción comenzó desde las 20:30 horas, cuando sus integrantes salieron al escenario para agradecer de inmediato el apoyo del público mexicano por más de 15 años que llevan presentándose en México, desde 1998.

Su repertorio inició al ritmo de “Huayno 14”, que pertenece a su último disco de estudio El Baile Interior. Con éxitos como “La soledad”, “El Gordo motoneta”, “Va por Chapultepec” y “Espíritu de esta selva” recordaron viejos tiempos.

Más tarde con un corrido muy mexicano homenajearon a Chavela Vargas, de quien dijeron sentir admiración, con el tema “Ahí va Chavela”.

Al momento que se escuchó el unísono “Olé, olé, olé, ole. Bersuit, Bersuit” pararon un poco y cambiando sus cantantes ya sea Daniel Suárez, Cóndor Sbarbati, Juan Subirá o Tito Verenzuela, intentaron borrar la imagen de Gustavo Cordera en “Sencillamente” o “Perro amor explota”.

“Como siempre esta canción se la dedicamos a los desaparecidos en Argentina, pero esta noche es por los 43 pibes (jóvenes) que no se sabe dónde están. Hasta que se haga justicia y se sepa la verdad”, exclamó Subirá antes de “Vuelos”, en una de las partes en donde le cantaron a la conciencia social.

De esa forma llegó uno de los momentos románticos de la noche con “Barriletes”, “Negra murguera” o “Cuatro vientos”, que Daniel Suárez dedicó a todos los papás por su día.

Aún sin la presencia de Oscar Righi el sudor siguió brotando de los cuerpos en “El baile de la gambeta”, “Porteño de ley” y “La petisita culona”, en la cual tal como acostumbran en todos sus shows, subieron a algunas mujeres de entre los asistentes para bailar.

Durante dos horas Bersuit ofreció música y diversión, pero también anécdotas como en “Sr. cobranza”, seguida de “Yo tomo” y “Me voy”, con la que se despidieron.

Tan sólo unos instantes después regresaron ante el júbilo de quienes querían más haciéndolos nuevamente moverse en “La balsa” para cerrar la velada amorosamente con los acordes de “Un pacto”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS