Música electrónica le pone calor a España

Arranca la 22 edición del festival Sónar
El festival se realiza en la Plaza Montjüic, de Barcelona
20/06/2015
03:10
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

Barcelona.—Un clima perfecto nos recibe en La Plaza Montjüic: temperatura que ronda los 25 grados, un cielo azul con una que otra nube aborregada a lo lejos y un vientecillo frío directo del Mediterráneo que refresca bajo el sol intenso.

Así abre la 22 edición del festival Sónar 2015, que desde el 18 de junio y hasta hoy ha reunido a lo mejor de la música electrónica en la ciudad europea.

The Chemical Brothers, Skrillex, Duran Duran, Scuba, Jamie XX, Bomba Estéreo, FKA Twigs y Hot Chip son algunos de los artistas que participarán en el encuentro, así como varios emergentes: el mexicano Lao, Christian Kroupa, NV, Olde Gods, La Mverte, Alejandro Paz, Olefonken y HeadBirds, entre otros más.

Contrario a lo que pasa en México, aquí el entorno es diferente, para empezar porque no tienes que usar efectivo adentro, basta con que pidas una pulsera y la recargues con los euros que quieras (hasta 300) para comprar de todo: comida, agua, energetizantes o cervezas. Si se te acaba sólo recargas y si te sobra, te lo devuelven.

La comida también es buena, no hay sabritas pero sí burritos de pollo, ceviche, ensaladas, arroz con vegetales comida tailandesa y hamburguesas, todo entre 3 y 10 euros.

La cantidad de artistas invitados y escenarios divide el evento en dos: Sónar by Day en Fira de Montjüic y Sónar By Night en Fira Gran Vía, ubicados a varias cuadras de distancia. Los primeros inician a las 12:00 horas y acaban a las 20:00 o 21:00 horas (cuando apenas oscurece) y los segundos duran literal toda la noche, de las 21:30 a las 5:00 horas.

Para el extranjero la magia visual no sólo ocurre dentro de los escenarios; saliendo de Montjüic, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad catalana saluda al espectador: La Plaza de España, una de las más grandes del país e importante vía de circulación en la ciudad.

Frente a ella, una enorme avenida iluminada lleva al edificio del Museo Nacional de Arte de Cataluña, y a los pies de éste una fuente gigantesca baila entre luces multicolor, permitiendo que quienes admiran desde los puentes que conectan a este con la avenida vean el panorama completo y aprovechen la noche y el clima para disfrutar, tomar un poco de vino y pan (sí, muchos llevan bolsitas con ambas cosas y comparten entre amigos) o compran cervezas a los vendedores ambulantes.

El arranque, el día 18, estuvo dedicado a música DJ y Live en los escenarios SónarVillage, SónarDôme, SónarHall, Hall+D y SónarComplex, aunque algunos afortunados pudieron disfrutar de un concierto con Chemical Brothers esa noche en Fira Gran Vía.

En cuanto a la gente, hay de todo: altos, bajos, morenos, blancos, blanquísimos, unos fumando tabaco y otros un porro, unos tirados boca arriba en el pasto artificial y otros bailando sin camisa con los ojos cerrados, pero todos unidospor la música electrónica.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS