Bosé le abre puertas a sus coristas

Tomy Álvarez revela los secretos del cantante
Secretos para el Auditorio Nacional. Agustín Salinas/El Universal
10/06/2015
00:30
Sughey Baños
México, DF
-A +A

[email protected]

Miguel Bosé se encuentra recorriendo diversas plazas de México con su nueva gira Amo Tour y, pese a que él es la estrella del espectáculo, pocos saben que el cantante prefiere no brillar en solitario sino hacerlo al lado de sus compañeros en el escenario.

“Miguel Bosé es un artista que necesita de artistas, en el momento en que no estás brillando con luz propia, te lo dice. Es muy grato trabajar con él porque además de que te deja ser tú, vibras con la energía del público”, declaró Tomy Álvarez, quien forma parte de los coros del artsita.

La armonía que Bosé ha creado entre su equipo la puede percibir el público cuando los ve en escena, donde cada uno, músico o coro, tiene su momento para sobresalir sin que esto cause ruido en el intérprete. “Miguel lo que hace es no tenernos detrás, nos tiene muy adelante, al lado, se apoya mucho en nosotros, porque somos una extensión de él, por eso nos da tanta información de lo que quiere y cómo lo quiere”.

Por eso Tomy no se siente detenido en su carrera, aunque ya ha tenido la oportunidad de probar en solitario como actor. En México ha formado parte de Microteatro y del musical Corazones latinos, pero por ahora Amo Tour es su prioridad.

“Desde que estoy con Miguel, por lo menos en México, se me han abierto muchas puertas porque la gente lo quiere mucho y que tú digas que estás con él es garatía de calidad, porque no va a llevar a cualquiera, eso lo sabe la gente. Si puedes compaginar con algo, qué bueno, si no, te tienes que limitar a lo que estás viviendo, que es bastante y enriquecedor, porque si fuese sólo corista yo no lo soportaría ya que tengo más inquietudes”

Tomy ha aprendido a seguirle el paso a Bosé gracias a los casi cinco años que lleva trabajando con él, desde la gira de Cardio, luego Papi Two y ahora Amo Tour, cuyo espectáculo, aseguró, es el más complejo que le ha tocado.

“Miguel es un grande, porque lo cuida todo, lo dirige todo sin tensión, sin ningún tipo de rigidez, da las ideas y vamos construyendo sobre eso, es un tipazo, un gran jefe, un gran artista y una gran persona”, señaló.

Renovación. Este nuevo show requirió de dos meses de total entrega por parte de todo el equipo de Bosé, debido a que en esta ocasión el interprete de “Morir de amor”, decidió presentar algo muy dinámico, multimedia y teatral, donde las protagonistas son cuatro columnas móviles que van transformando la escena en cada melodía.

Es algo difícil de llevar en los ensayos, porque si había que repetir un número se tardaban hasta 15 minutos en regresarlas a su lugar.

“Estuvimos marzo y abril enteros ensayando, el primer mes sólo la música y el segundo la puesta en escena, con la escenografía, coreografía luces, imágenes, todo, trabajamos todo el equipo que somos más de 40”, señaló el también actor.

También explicó que Miguel Bosé estuvo pacientemente dirigiendo todo desde abajo del escenario.

Pero fue hasta que cada trazo escénico quedó perfecto cuando él se integró como cantante, pero fue algo que no se complicó para la estrella porque “el equipo se lleva bien porque son ya muchos años juntos, es un ambiente como muy familiar, sí hay sus tensiones y encontronazos como todo, pero todo muy bien”.

Tomy señaló que quienes tengan la oportunidad de ver este 11y 12 de junio el show en el Auditorio Nacional, se darán cuenta que el concepto no es tan rítmico como en otras ocasiones.

“Las ganas de cantar las canciones son desde un sitio más tranquilo, hay una información muy especial en las imágenes para que la gente que esté viéndolo no sólo esté escuchando y esperando cosas de Miguel, sino que vea todo un show, es lo que él a querido intentar con esta gira”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS