"Los rebeldes han cambiado al mundo"

Madonna, quien promueve su disco "Rebel heart", considera que vivimos una época en la que los íconos del pop no impulsan a la gente para que tengan opiniones
Para este disco, el número 13 de su carrera, la cantante trabajó con músicos como Diplo, Avicii y Kanye West (CORTESÍA UNIVERSAL MUSIC)
08/05/2015
05:54
-A +A

[email protected]

Rebelde, así ha sido el corazón de Madonna, pero sólo así puede pasar a la historia una persona, o al menos así lo considera la intérprete. Pone de ejemplo a los grandes iconos de la Historia.

“Un rebelde es alguien que hace preguntas: ‘¿Sabes de la línea de Shakespeare‘ (la señora) protesta demasiado”? Un rebelde es alguien que protesta demasiado... o tal vez no lo suficiente, quien cuestiona la convención, que piensa fuera de la caja, que no toma la carretera más transitada. Al final del día, son los rebeldes como Martin Luther King, Nelson Mandela, Bob Marley y John Lennon los que han cambiado el mundo, los que fueron contra la corriente, tomaron el camino menos transitado y eso es lo que hizo toda la diferencia”, dice La Reina del Pop en entrevista vía e-mail.

Pero la artista de 56 años está consciente de que toda decisión implica una reacción con la que también hay que lidiar. “No se puede ser un rebelde y no estar dispuesto a asumir las consecuencias. Michael Moore —el cineasta— dice: ‘No se puede meter la barbilla y no esperar recibir el puñetazo”. Esa es la forma en la que funciona. Por cierto, él también tiene un corazón rebelde”.

La mayoría de los verdaderos artistas, agrega, son rebeldes y blanco de críticas y comentarios.

“¿Qué más puedes hacer si eres un artista? No sé de ninguna otra manera, más que ofrecer mi corazón o decir: ¿Bien, quieres meterte conmigo? Hazlo”, reconoce la cantante, quien imprimió parte de este espíritu en Rebel heart, su nuevo disco.

La polémica es casi implícita en su nombre, y Madonna la aprovecha bien.

“Tengo opiniones, estamos viviendo en la era en la que personajes populares o los iconos del pop o la cultura pop no están alimentando a la gente para que tenga opiniones. Si se trata de ser una marca, jugando a lo seguro, estar familiarizado y no ofender a nadie, nunca voy a estar cómoda siendo así”.

Pero si los demás no comprenden bien o tergiversan los mensajes que trata de dar a través de su música, ya no es algo que esté a su alcance cambiar.

“Creo que si la gente está buscando algo malo, lo va a encontrar. Como dije antes, estamos viviendo en una sociedad fundamentalista y literalista, donde no puede haber ninguna dualidad de algo. Nadie comprende el sentido de la ironía. Nadie tiene sentido del humor. No hay complejidades a las cosas. Todo se reduce al valor superficial nada más.

“¿Me molesta que la gente malinterprete mis canciones? Me gusta pensar que mis canciones encontrarán la audiencia que tienen el propósito de encontrar. Las personas que no pueden entender o no pueden conectarse con ellas, pues van a encontrar alguna otra cosa que les guste”.

Sin embargo, de vez en cuando a la intérprete del tema “Bitch I am Madonna” le gusta mostrar su corazón y lo hizo en este álbum en el que, según la crítica especializada, se muestra más complasciente que de costumbre.

“Siento que en todos mis discos escribo canciones que están revelando algo acerca de mis sentimientos, pero a veces no me gusta ser tan literal o tan específica. Me gusta ser más misteriosa, así que supongo que depende del estado de ánimo en el que estoy”.

Al final del día, reconoce que disfruta que la gente le diga que dejó huella en sus vidas y saber que su música y su forma de ver el mundo cambiaron a alguien en algún momento.

“Estoy muy satisfecha de saber que yo estaba involucrada de alguna manera con la gente liberadora; hacer que alguien se sienta orgulloso de quien es o liberar a alguien haciéndolo sentir bien acerca de lo que representan”, comenta la cantante, quien se muestra satisfecha del disco que logró, aun cuando al principo no tenía mucha idea de cómo concluiría ese proyecto.

“No tenía una visión específica, excepto que quería explorar la dualidad de mi personalidad que es renegada-romántica, y quería escribir buenas canciones”.

Mantente al día con el boletín de El Universal