U2 ayudó a Clayton a dejar su adicción

El bajista de la banda agradeció a sus compañeros por apoyarlo en su etapa más dura
El bajista recibió el premio por su apoyo al Fondo MusiCares MAP (MICHAEL ZORN. AP)
28/06/2017
01:13
Nueva York
-A +A

En un discurso sentido y sincero, el bajista de U2 Adam Clayton agradeció a quienes han sido sus compañeros de banda por cuatro décadas por haberlo apoyado durante su tratamiento y recuperación por abuso de alcohol años atrás.

“Tenemos un pacto entre nosotros”, dijo Clayton, de 57 años, al recibir un premio de MusiCares, la rama benéfica de la Academia de la Grabación, el lunes por la noche. “En nuestra banda, ninguno será una víctima. O todos nos vamos a casa, o ninguno se va. No dejamos a nadie atrás. Gracias por honrar esa promesa y permitirme estar en su banda”.

Terminó citando una letra que Bono, el vocalista de U2, escribió cuando la agrupación estaba comenzando: “If you walk away, walk away, I will follow”, o “Si marchas, márchate, yo te seguiré”. Y entonces sus compañeros lo acompañaron en el escenario para tocar “Stuck in a moment you can’t get out of”, ”Vertigo” y, de manera apropiada, “I will follow”.

La velada en el Teatro PlayStation de Times Square también incluyó actuaciones del rapero Michael Franti, Jack Garratt, el cantante de reggae Chronixx, Macy Gray y The Lumineers.

Clayton fue presentado por el productor musical británico Chris Blackwell como una persona que “superó la adicción y salió por el otro lado, y que ha sido lo suficientemente valiente como para admitirlo”.

Al subir al podio, el bajista bromeó: “No estoy acostumbrado a lograr nada por mi cuenta”.

Y ya con seriedad expresó: “Soy un alcohólico, un adicto, pero de algún modo esa devastadora enfermedad es lo que me condujo a esta vida maravillosa que ahora tengo. Sólo no pude traer conmigo a mi amigo alcohol. En algún momento tuve que dejarlo atrás y reclamar todo mi potencial”.

Dijo que parte de la razón por la cual le fue difícil dejar de beber era que “no pensaba que uno podía estar en una banda y no tomar. Es una parte tan grande de nuestra cultura”.

Fue Eric Clapton, relató, el que finalmente le dijo que necesitaba ayuda.

“Él no lo endulzó. Me dijo que tenía que cambiar mi vida y que no me arrepentiría”, dijo Clayton. Le acreditó a otro amigo, Pete Townshend de The Who, por haberlo visitado cuando estuvo en rehabilitación. “Me dio la fuerza que me faltaba”, dijo.

En cuanto a sus compañeros de U2: “Tuve suerte porque tenía 3 amigos que fueron capaces de ver lo que sucedía y que me quisieron lo suficiente como para asumir el peso de mi falta. Bono, The Edge, y Larry (Mullen) realmente me apoyaron”, dijo Clayton. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA