Pato Borghetti, un papá muy barco

Hoy se define como un hombre feliz, a veces quisiera ser un poco más estricto, pero finalmente le gana el amor
Patricio divide su tiempo entre Gia y Santino (CORTESÍA PATRICIO BORGHETTI)
18/06/2017
00:02
Janet Mérida
-A +A

Como Santino era aún muy pequeño cuando Patricio Borghetti y Grettell Valdez se separaron, fueron ellos quienes vivieron la parte más difícil de esa época.

Hoy el actor y conductor de Venga la Alegría recuerda lo triste que era la división de tiempos.

“Él nunca lo padeció, pero yo cada vez que lo dejaba en casa de su mamá me regresaba llorando en el auto”, recuerda.

Afortunadamente, la separación entre ambos —con sus diferencias y todo— no afectó la certeza de que ambos amaban a Santino. “Nunca hubo ese rollo de ‘no te voy a dejar a ver a tu hijo’, yo lo he visto todo el tiempo, sí tuvimos diferencias, pero nunca estuvo involucrado él y eso siempre trato de compartir a la gente que conozco, nunca meternos y no usarlos como moneda de cambio”, apunta el conductor.

Hoy, Santino es un niño que está por cumplir nueve años.

Vive a dos cuadras de su casa y es el mejor hermano del mundo, comparte Patricio.

Hace poco más de un año, Odalys (su actual pareja) y Patricio dieron la bienvenida a Gia, quien lo hizo descubrir nuevamente lo que significa traer a un ser al mundo.

Hoy se define como un hombre feliz y sí, un papá muy barco que dice, a veces quisiera ser un poco más estricto, pero finalmente le gana el amor.

“Es cierto que en la mayoría de los casos es la mujer la que más se encarga, pero cada vez hay más hombres que se involucran en la crianza de sus hijos. Sin proponérmelo, con lo de mis redes, mostrando mi vida con Gía ha servido para demostrar quizá a otros papás o a otras mamás que el papá también puede cumplir un mejor rol, más presente, y más en el caso de familias como la mía en la que los dos trabajamos. Es justo que los dos nos repartamos tareas”, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS