Marcus, un actor que cambia pañales

Para Ornellas, la crianza de su hijo es algo natural y se sorprende de que le preguntan si él lo hace
CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL
18/06/2017
03:50
Janet Mérida
-A +A

Video

Marcus, un actor que cambia pañales

Para Ornellas, la crianza de su hijo es algo natural y se sorprende de que le preguntan si él lo hace

Marcus Ornellas llega a la redacción acompañado de Diego. El pequeño acaba de despertarse y, como todo bebé, no está del mejor humor, busca a cada momento los brazos de su papá, quien no duda en abrazarlo, darle besos y explicarle que se harán unas fotos.

Diego lo mira y se escucha entonces la voz del papá diciendo lo que imagina, le respondería su hijo. Es una escena cotidiana para él pero llena de ternura vista desde afuera.

Desde que supo que traerían al mundo al pequeño, Marcus tenía claro el tipo de padre que se esforzaría en ser todos los días. Hace una pausa, se le quiebra la voz y comparte.

“Yo tengo un gran papá. Y ojalá yo pueda ser algo parecido a lo que él fue y es para mí, que Diego me pueda ver a mí como yo veo a mi papá: con lo que me ha enseñado, sus consejos”, dice el actorz brasileño.

Como todos, el participante en las telenovelas A que no me dejas y Despertar contigo, sabe que su padre es un ser humano con errores y aciertos, pero de una cosa siempre ha estado seguro: todo lo que ha hecho por él y por sus hermanos fue buscando convertirlos en buenas personas.

Diego, de un año de edad, no sólo es el primer hijo de Marcus, fue también el primer nieto de sus papás.

Lleva el nombre de uno de sus hermanos menores y curiosamente, cuando éste tuvo a su hijo, lo llamó Marcus. Algo que el ahora también tío presume orgulloso.

El cuidado del nuevo integrante de la familia no fue nada extraño para el carioca pues le tocó cuidar a sus hermanos pequeños. Por eso le resulta extraño que le pregunten si hace tal o cual cosa por su hijo.

“Me molestaba en muchas ocasiones cuando me preguntaban sorprendidos ‘¿Sí cambias pañales?’ eso me ofende, ¡por favor, es lo mínimo que puedo hacer por él!” platica.

“Soy papá. Soy actor. Soy una persona a la que le gusta el deporte, los carros, la carne asada pero finalmente soy papá y tengo que cambiar pañales, darle su biberón, darle de comer, bañarlo y llevarlo al pediatra”, comenta feliz.

“Incluso el papá 2017 es otro papá, uno con menos prejuicios, más involucrado y digo en general porque en mi familia,el mío siempre estuvo muy presente y en todos los momentos aunque se separó de mi mamá cuando yo era muy chiquito”, dice.

Si de alguna manera, comenta, su experiencia como papá y figura pública sirve para otras personas, no hay problema.

Mientras da la entrevista, Diego toma su biberón con la abuelita.

“Es un BamBam” dice Marcus sonriendo. Orgullos, cuenta que es muy grande, como su papá, inteligente y si hay algo que no le gusta es que la gente grite.

Además del biberón, su comida favorita es el licuado de plátano con papaya y leche de arroz.

“Las caricaturas son por etapas. De más chiquito le gustaba La vaca Lola y ahora le gusta Don Tomate y Masha y el oso” dice sonriendo.

En cuanto al futuro, sólo quiere la felicidad de Diego. Que aprenda portugués, su lengua materna, además de español e inglés, que estudie y encuentre lo que le gusta en la vida y sepa que es amado.

Tras felicitar a todos los padres y también a las mujeres que cumplen ambos roles con sus hijos, Marcus le dice a Diego que ya van a casa.

Lo carga y bajan a cambiarse. Diego balbucea y después alza su manita para decir adiós.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS