Recuerdan la fuerza de Fisher

Al tiempo que se publica su autobiografía en español, George Lucas la homenajea: “Fue la princesa que nunca retrocedió“
Igual que en la galaxia muy lejana, en la realidad, Carrie Fisher y Harrison Ford vivieron un romance (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/04/2017
00:02
Orlando y Madrid.
-A +A

El cineasta George Lucas apareció ayer por sorpresa en la Star Wars Celebration, un evento que se celebra en Orlando dedicado al universo de Star Wars, y rindió homenaje a la fallecida actriz Carrie Fisher asegurando que “siempre será la princesa que nunca retrocedió.

“Era brillante y obviamente todos la echaremos de menos. Pero siempre será la princesa que asumió el mando y nunca retrocedió. Siempre estaba ayudando a los otros a salir de los líos que habían creado. La amaremos por siempre jamás”, dijo Lucas en un emocionante discurso en recuerdo de la actriz que falleció a los 60 años y que encarnó a la icónica princesa Leia.

El director afirmó que Fisher tuvo que interpretar en Star Wars un rol que era “muy inteligente”, ya que tenía que lidiar con dos personajes, Skywalker y Solo, que continuamente se metían en problemas. “Era la jefa. Cuando Carrie apareció (en el casting), ella era ese personaje. Era fuerte, muy inteligente, muy divertida, muy atrevida, muy dura. No hay mucha gente como ella: era una entre mil millones”, aseguró.

A continuación tomó el escenario la actriz Billie Lourd, hija de Carrie Fisher y que continuó con el tono conmovedor que marcó el tributo a su madre.

“Mi madre solía decir que nunca supo dónde acababa la princesa Leia y empezaba Carrie Fisher”, comentó Lourd. La artista afirmó que Fisher quería a sus seguidores de Star Wars porque siempre la aceptaron y apoyaron, cuando era una mujer independiente y “una soldado fuerte” pero también cuando mostraba sus imperfecciones y su “lado vulnerable”.

Como colofón, el compositor John Williams, responsable de la famosa banda sonora, dirigió en directo a una orquesta que interpretó la canción “Princess Leia’s Theme”.

Su encuentro con Han Solo. La primera vez que Carrie Fisher vio a Harrison Ford pensó: “Ese hombre será una estrella”. Solo unas semanas después, él la “rescataba” de la fiesta de cumpleaños de George Lucas, donde parte del equipo trataba de emborracharla. Acabaron juntos en casa de ella. Él tenía 33 años y estaba casado, ella 19. Fisher contó los detalles de su romance con Ford en El diario de la princesa, un libro que apareció en inglés el pasado noviembre, apenas un mes antes de su muerte, y que la editorial Nova acaba de publicar en español.

Más allá del sarcasmo que envuelve todo el relato, los poemas y reflexiones de Fisher transmiten la inseguridad que la entonces post adolescente sentía ante la aparente indiferencia y distancia con que Ford la trataba.

Una inseguridad en la que influyó el abandono de su padre, el cantante Eddie Fisher, divorciado de su madre la actriz Debbie Reynolds cuando ella apenas tenía 18 meses de vida.

Pasado el tiempo, Fisher se veía como “una chica afortunada” por la historia que vivió con Ford “pero sin la autoestima para disfrutar el momento“. Tardó 40 años en verlo así.

El romance terminó al finalizar el rodaje en Inglaterra. Fisher le dijo a Ford en el avión a Los Ángeles. “Soy una paleta”. Él replicó: “Te subestimas. Si acaso, eres una paleta lista. Tienes ojos de cierva y pelotas de samurái”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS