La actriz que se atrevió a ser Elle

El director Paul Verhoeven contó que sólo Isabelle Huppert aceptó el papel que las actrices maduras de Hollywood rechazaron
Ganadora del Globo de Oro, es considerada mejor actriz europea contemporánea (EFE / EPA / HFPA)
13/01/2017
00:03
Alejandra Musi / Enviada
-A +A

[email protected]

Cannes.— Con su reciente Globo de Oro como Mejor Actriz Dramática Isabelle Huppert logró lo que pocas actrices europeas que viven lejos de Los Ángeles han conseguido, que Hollywood las voltee a ver y las reconozca.

Actualmente Isabelle Huppert, a sus 63 años, más de 100 películas filmadas y otro centenar de premios acumulados, es considerada la mejor actriz europea contemporánea.

Interesante es pues que uno de los papeles más controvertidos de su carrera sea el que la hizo conquistar un galardón muy simbólico en tierra americana como lo es el Globo de Oro, visto como la antesala de los Oscar pero, sobre todo, como una muestra de por dónde irán las apuestas de los académicos de Hollywood, de ahí su doble importancia y expectativa.

Pero, ¿qué motivó a la experimentada actriz para aceptar el papel en la película Elle que todas las estrellas americanas consagradas rechazaron?

Ella se lo contó a EL UNIVERSAL en una entrevista realizada en un pequeño hotel de la Riviera francesa en el marco del Festival de Cine de Cannes.

“Primero leí el libro de Phillipe Djian en el que está basada la película y la verdad es que él es un escritor maravilloso y muy reconocido. Su forma de plasmar las ideas es muy cinematográfica, muy visual. Probablemente las otras actrices se hicieron las preguntas incorrectas al leer la historia. Para hacer esta película tienes que ir más allá y quizá los franceses somos más retorcidos y podemos entender mejor estas situaciones o al menos no tener miedo a interpretarlas porque sabemos que el actuar algo no quiere decir que creas en las decisiones de ese personaje”, explicó la artista que después de decir que sí al proyecto tuvo que esperar con paciencia que se lograra filmar.

“Pasó mucho tiempo en lo que la película se filmó porque Paul primero intentó hacerla en Estados Unidos pero no lo consiguió, así que volvió a Francia en donde finalmente se concretó”.

Pocos minutos antes, Paul Verhoeven explicó que algo que lo había decepcionado mucho con este proyecto fue comprobar cómo las actrices en Hollywood siempre se quejan de que no hay papeles interesantes para ellas pero que cuando les ofreció este personaje a todas las estrellas se asustaron y lo rechazaron, fue por ello que tuvo que irse a Francia a filmar con una actriz gala que no tuvo miedo.

Huppert, por su parte, es una mujer que se declara muy poco sentimental y una persona a la que no le gusta “endulzar la realidad”.

Sin embargo, confesó a EL UNIVERSAL que un viaje que le llegó al corazón fue sin duda el que la actriz parisina realizó a México en octubre de 2015 como invitada especial del Festival Internacional de Cine de Morelia y, según contó, quisiera volver pronto.

“Fue una experiencia maravillosa, conocí personas entrañables que espero volver a ver en mi vida. Me gustaría volver a Morelia cinco, seis, siete veces más, todas las que sean posibles. Fue mágico estar en una hermosa pequeña ciudad volcada en el cine con una atmósfera especial. Me encantó”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios