19 | DIC | 2018
La primera mujer que acusó a Cosby no buscaba la fama
Más de una decena de mujeres han acusado a Cosby por abuso sexual

Primera acusadora de Cosby no buscaba la fama

08/07/2015
19:23
Filadelfia
AP
-A +A
Andrea Constand ayudó abrir el camino para el torrente de acusaciones contra el actor

Bill Cosby ha calificado a muchas de sus acusadoras como interesadas en la fama y la fortuna, aspirantes a modelo y actrices que trataban de aprovecharse de él para avanzar en Hollywood.

Pero la primera mujer que se sabe que le dijo a la policía que fue drogada y abusada por el comediante era una administradora de basquetbol universitario en Philadelphia quien en un principio pidió que se disculpara el hombre al que ella consideraba su mentor y amigo.

Andrea Constand — cuya demanda de 2005 llevó al testimonio incriminatorio de Cosby que fue hecho público por una corte esta semana — sobresale entre decenas de mujeres que acusaron posteriormente al comediante de abuso sexual, y no sólo porque ella ayudó abrir el camino para el torrente de acusaciones que han empañado la imagen del comediante que se hizo famoso como el buen doctor Cliff Huxtable en la televisión.

Constand no tenía que ver con la industria del entretenimiento y no estuvo en contacto con esa esfera de la época de sexo y drogas de Las Vegas y Hollywood de la década de 1970. En 2004 era una exatleta universitaria cuyo sueño de la infancia era convertirse en la primera mujer canadiense en jugar básquetbol profesional.

"Ella es una persona íntegra, y si hay algo mal va a levantarse y hacer lo correcto y será una líder" , dijo Joan Bonvinci, quien fue su entrenadora en la Universidad de Arizona, donde Constand ayudó al equipo a conseguir el Torneo National Women's Invitational en 1996.

Hace una década, Constand, de entonces 30 años, iba en su tercer año como directora de operaciones en el equipo femenino de la Universidad de Temple y consideraba dejar el deporte.

Constand había conocido a Cosby, el más famoso alumno de Temple y admirador deportivo, en 2002 y solía socializar con él, a veces en cenas y a veces sola, en restaurantes o en la residencia de él. Él la invitó a una cena así el 4 de enero de 2004, para darle consejos sobre su carrera, según documentos judiciales.

De acuerdo con su versión, Constand le dijo lo preocupada que estaba con la decisión sobre su carrera, y Cosby le dio tres píldoras para ayudarla a relajarse. Se las tomó con agua pensando que eran suplementos herbales, de acuerdo con su demanda.

Despertó al día siguiente adolorida, con su ropa desordenada y con un recuerdo vago de haber sido toqueteada.

Al ser interrogado bajo juramento Cosby dijo que las píldoras eran la medicina para el resfriado y alergias Benadryl, lo que el abogado de Constand duda que hubiese dejado a la mujer de 1.80 metros "semi-consciente" en un sillón hasta las 4 a.m.

En su declaración Cosby dijo que cualquier contacto sexual fue consensual y dijo que le dio a Constand un panqué de moras y té antes de que partiera. Ella dijo que se fue por su cuenta.

Constand presentó un reporte ante la policía en Canadá en 2005 el cual fue remitido a Pennsylvania e investigado. Pero el fiscal de Filadelfia a cargo del caso, el entonces fiscal de distrito Bruce Castor del condado de Montgomery, rechazó presentar cargos argumentando que Constand siguió en comunicación con Cosby tras el incidente y que le tomó un año llamar a la policía.

"Creo que factores como no revelar en un momento oportuno lo ocurrido y los contactos con el supuesto abusador tras el evento son factores que apoyan al señor Cosby" , dijo Castor en el momento. "Hay muchas cosas en esta investigación que podrían usarse para presentar a ambas partes de una manera poco halagadora" .

Constand contrató a la ex fiscal Dolores M. Troiani para que la apoyara en el proceso. "Seguimos culpando a la víctima" , dijo exasperada Troiani tras la decisión de Castor.

Constand demandó a Cosby en una corte federal donde lo acusó de abuso sexual y demandó un mínimo de 150 mil dólares en compensación.

"La admiro por ponerse de pie, porque se necesita mucha valentía para hacer eso" , dijo Bonvinci, quien trabaja ahora en la Universidad de Seattle.

Constand también presentó una demanda por difamación argumentando que el abogado de Cosby la difamó en la prensa acusando a su familia de buscar dinero "en un chantaje clásico" .

Poco después surgieron otras mujeres que apoyaron la demanda de Constand. Dijeron que habían conocido a Cosby tras una presentación o le habían pedido que les ayudara con su carrera o, en el caso de una chica de 15 años, lo habían conocido en una fiesta de la Mansión de Playboy. Las mujeres dijeron que fueron abusadas en las décadas de 1960, 70, 80 y 90.

Para cuando Constand llegó a un acuerdo para ambas demandas en 2006, bajo condiciones confidenciales, más de una decena de mujeres habían accedido a testificar en su apoyo. Y Cosby había admitido en sus declaraciones reveladas parcialmente esta semana, que había comprado metacualona en la década de 1970 para dársela a las mujeres con las que quería tener sexo.

El miércoles el abogado de Constand pidió a un juez que divulgara toda la declaración de Cosby argumentando que el cómico violó los términos de confidencialidad. El juez debe decidir sobre esta petición.

"No quiero hablar sobre Cosby" , dijo Constand, quien ahora tiene más de 40 años, a un reportero del Toronto Sun esta semana. "No me define. ...Eso está en el pasado y yo tengo toda una vida diferente y estoy contenta" .

Pero Constand sigue a varias acusadoras de Cosby en Twitter, incluyendo a la modelo Beverly Johnson y a la escritora de comedia Joan Tarshis, después de que los documentos de Cosby fueron hechos públicos el lunes, tuiteó: "¡Sí señor!" .

Cosby, de 77 años, no ha dicho nada desde que surgió su testimonio. Tampoco ha sido oficialmente acusado de algún crimen y la mayoría de los casos han expirado.

 

cvtp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios