Se encuentra usted aquí

08/07/2015
00:16
-A +A

Bien adiestrada.

A Gal Gadot la tienen sin cuidado los paparazzi, las cámaras y todo lo que implica ser una chica famosa en estos tiempos pues, asegura, su paso por el ejército israelí la preparó para esto y más: “El ejército no fue tan difícil para mí. Los militares me dieron un buen entrenamiento para Hollywood”, expresó. Pero eso no fue lo único que ha tenido que enfrentar Gal, pues también asegura que se le resbalan los comentarios sobre su persona: “Después de que en Israel me preguntaran si tenía desórdenes alimenticios y por qué estaba tan delgada —llegaron a decirme incluso que mi cabeza era demasiado grande y que mi cuerpo parecía un palo de escoba- puedo con todo. Sólo son comentarios vacíos”. A pesar de lo complicado del camino, la actriz quiere enseñar  a su hija a luchar por sus sueños: “Hoy en día ser mujer es duro porque tienes que ser la mejor en todo. Pero realmente creo que tenemos más poder”.

Se afloja el cinturón.

Rod Stewart amaba los pantalones ajustados, pero debió dejarlos un tiempo por recomendación médica. Su actual esposa, Penny Lancaster, aseguró que cuando querían un segundo hijo no podían, y fue que el doctor les dijo que él debía dejar de ponérselos. “Lo que diferencia a los hombres de nosotras es que su capacidad para concebir depende del esperma. Cuando Rob y yo quisimos ir a por el segundo tuvimos algunos problemas, y el doctor nos dijo: ‘Rod, tienes que olvidarte de llevar calzoncillos ajustados y pantalones estrechos, deshazte de los Calvin Klein, lleva ropa interior floja y nada de baños calientes’”, relató la modelo. Penny dice que su esposo no ha sido el único hombre cercano con este problema: “Después hablé con un chef famoso y me dijo que él estaba teniendo problemas similares para concebir y le habían dicho que una de las razones era que pasaba demasiado tiempo cerca del horno”.

El paso del tiempo.

Si hay algo que preocupa a Ryan Reynolds es que el tiempo no le alcance para estar lo suficiente con su familia. El actor reflexionó al respecto, pues dice que está viendo crecer a su hija que se da cuenta de que todo pasa muy rápido. “De repente sientes el inexorable paso del tiempo. No hay nada que te haga envejecer más rápido que tener un hijo, no porque te tengas que levantar en medio de la noche cada cinco segundos porque se ha orinado encima, realmente es porque cuando miras a esa persona el tiempo vuela, ¿cómo es posible que ya tengas medio año? Y como la gente suele vivir unos 90 años, empiezas a asustarte un poco. Así que tratas de pasar el máximo tiempo posible con esa persona”, expresó el actor. A pesar de su trabajo, Ryan siempre se da tiempo para pasarlo con su familia: “Trabajamos muchas horas pero también tenemos descansos, ahora sólo quiero estar con mi hija”.

Gran reto.

Vaya que Cara Delevigne se ha puesto metas altas, si de actuación se trata; aseguró que la inspira Charlize Theron y que quiere llegar a interpretar personajes tan profundos como ella: “Bueno, me gusta Charlize Theron. Hay muchas actrices maravillosas que han sido un modelo para mí. Me gusta mucho en la película Monster, ese es el tipo de papel que quiero interpretar. Siempre va a haber gente que no quiera que triunfes o que dude de ti, pero en realidad, no me importa porque sé lo duro que puedo llegar a trabajar y sé que he dado lo mejor de mí. Así que, siempre y cuando haga un buen trabajo, eso es lo único que importa”, aseguró la también modelo. Lo que sí tiene muy claro es que actuar es una de sus grandes pasiones y se arriesgará a hacer lo que le pidan: “Es algo radicalmente diferente. Literalmente siento que se trata de una parte totalmente diferente de mi vida”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS