México, a la baja en recaudación y producción: EGEDA

Presentan el informe que reúne datos de las cinematografías de países iberoamericanos
"La delgada línea amarilla", una de las dos películas mexicanas en los Premios Platino; compite para Ópera Prima. (CORTESÍA)
21/07/2017
00:04
Julio Quijano
Madrid
-A +A

[email protected]

México es el país con más pantallas de cine en Iberoamérica y Hollywood es el que más dinero saca de ellas, en detrimento del cine mexicano que lleva dos años (2015 y 2016) a la baja en porcentaje de espectadores y recaudación.

El panorama no es nuevo ni exclusivo de México. Desde hace siete años productores, cineastas y actores iberoamericanos se reúnen en un foro anual para revertir una realidad: Hollywood se come la mayor parte del pastel de la taquilla en los países de América Latina y España.

Óscar Berrendo, director de EGEDA, el organismo que convoca a este foro y que también organiza los Premios Platino, es al mismo tiempo optimista y realista: “En tres años, el cine iberoamericano pasó de 84 millones de espectadores a 101, el salto ha sido cualitativo pero lo que pasa es que hace falta trabajar en la distribución. Tenemos que abarcar mejor los mercados internacionales porque Estados Unidos nos tiene ganada esa partida desde hace muchos años”.

México, tan cerca de Hollywood y tan lejos del cine de Iberoamérica es el más afectado por esta realidad.

Desde 2014 hasta 2016, las 6 mil 223 pantallas nacionales han sido ocupadas en 85% por cine estadounidense, mientras que las películas iberoamericanas tienen un raquítico 1.4%. Los filmes mexicanos llegan apenas a 7.8%.

Naturalmente eso se ha reflejado en el número de espectadores que van a ver cine nacional: en 2016 fue 1.3 puntos más bajo con respecto a 2014. En esta gráfica, el porcentaje del dinero también apunta hacia abajo: en 2014 las cintas mexicanas representaron 9.1% de la taquilla y en 2015 bajó a 4.8%. En 2016 se recuperó pero no fue suficiente para revertir la tendencia: fue 8% de la recaudación anual.

Ayer en Madrid se realizó la edición 2017 del Foro EGEDA-Fipca en el que Óscar Berrendo presentó el informe anual que reúne los datos de las cinematografías de todos los países iberoamericanos. Las estadísticas para México no fueron buenas.

En 2104, las películas nacionales convocaron a 22 millones 366 mil espectadores, en 2014 apenas a 14 millones para luego recuperarse en 2016 con 25 millones. No obstante, el porcentaje cayó los 1.3 puntos mencionados porque en la suma total, ese año muchos más espectadores acudieron a ver películas hollywodenses.

Eso se refleja también en el ranking presentado por el Foro EGEDA-Pica en el cual se enlista a los países en donde las películas locales tuvieron mejor recaudación. En los primeros cinco puestos no aparece México.

Berrendo explica así este fenómeno: “Cada año vamos arañándole un tramo de ese pastel de la taquilla a Estados Unidos pero la verdad es que falta mucho trabajo por hacer. El hecho de que México no aparezca no quiere decir que no esté en la posición 11 o 12. México, detalla, es un país importante en la producción de cine pero este año sucede que hubo países como España en donde la película Un monstruo viene a verme tuvo una recaudación sensacional, o el caso de Brasil con la película Moisés”.

Es una realidad que se nota también en las nominaciones de los Premios Platino que se entregarán mañana sábado en la Caja Mágica, en esta ciudad: el nombre de México no aparece en las categorías de Mejor Película ni Dirección. La delgada línea amarilla (en Ópera Prima) y La leyenda del Chupacabras (en Cinta de Animación) son las representantes del país en estos premios que se realizan por cuarta vez y que están pensados como los Oscar de Iberoamérica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS