Casey Affleck, el triunfo del rebelde

“Hollywood me frustra y nunca he tenido éxito en taquilla”, acepta. Prefiere el cine independiente pero mañana compite en los Oscar con "Manchester by the sea"
El histrión dice que le gustaría trabajar con Alfonso Cuarón. (JUSTIN TALLIS. AFP)
25/02/2017
00:01
César Huerta Ortiz
Morelia
-A +A

[email protected]

A menudo, dice Casey Affleck, le gustan aquellas películas que echan mano de actores no profesionales para su elenco.

Y también, acepta, desde hace mucho, odia las historias que buscan el éxito comercial nada más.

“Si eres un director que puede tomar a alguien que no está acostumbrado a estar frente a una cámara y tiene una energía especial, es bueno”, dice.

“Y yo subestimé a la industria de alguna manera, no trabajé durante un tiempo, no quería hacer lo que no quiero, aunque es mi trabajo y debo ganarme la vida”, agrega.

La fórmula le ha dado frutos. Su trabajo en el western El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (2007) lo nominó a los Globos de Oro y el premio Oscar, siendo considerado un actor promesa.

Ese mismo año protagonizó Gone baby gone, dirigido por su hermano Ben (Batman VS Superman), que lo catapultó entre el gusto de la crítica, calificándolo como alguien que estaba labrando su propio camino, a pesar de la sombra de su consanguíneo.

Y mañana, precisamente con un filme independiente, Manchester by the sea, buscará el Oscar en la categoría de Mejor Actor.

“Nunca he tenido éxito en taquilla, así que agradezco que la gente tenga interés en ver las películas que hago”, dice Cassey en un encuentro con la prensa en esta ciudad.

El largometraje donde interpreta a un conserje responsable del hijo de su hermano muerto, ya le dio el Globo de Oro en enero pasado derrotando prácticamente a los mismos contrincantes por la estatuilla hollywoodense, entre ellos Ryan Gosling (La la land) y Viggo Mortensen (Capitán fantástico).

“Como cualquier película independiente, tienes poco tiempo para hacer una escena, era de contarla por como nos hacía sentir la historia, había gente que decía que no se podía y por supuesto que sí, lo que importa al final son las historias aunque haya muchas peleas, argumentos y discusiones, así lo creo”, subraya Casey.

 

Su romance con México. Casey y Ben conocen México desde pequeños, cuando con su familia viajaban constantemente a las entidades de la frontera, así que conocen algo de español. Y lo práctica, cada que puede, incluyendo esta entrevista.

“Alfonso Cuarón (director de Y tu mamá también) es amigo mío, me encantaría trabajar con él; de Diego Luna (Abel) he visto sus películas y es talentoso, interesante, creo que están aquí muchos actores y cineastas talentosos haciendo cosas distintas a los blockbuster”, agrega.

Lo que tiene claro es que Hollywood es frustrante.

“No encuentro cosas interesantes, prefiero televisión, pero es raro porque en los cines presentan estas películas de superhéroes, de fórmulas que están diseñadas para hacer dinero y ya, muy a menudo quienes toman decisiones creativas ven eso, hacen películas idénticas, realmente no sé que va a pasar en el futuro del cine”, comenta.

Así que seguirá con la fórmula que le ha dado reconocimiento en la industria millonaria. Y ahora más si eso le da el máximo galardón otorgado en la Meca del Cine.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS