Se encuentra usted aquí

Hollywood está en chino

Matt Damon protagoniza "La Gran Muralla", filme con el que el país asiático busca entrar a la Meca del Cine
31/01/2017
00:10
Ariel León
Los Ángeles
-A +A

[email protected]

En su nuevo filme, La gran Muralla, Matt Damon interpreta a un militar británico que tendrá que unirse al ejército chino si desea sobrevivir a fuerzas oscuras y sobrenaturales que quieren atravesar la Muralla China.

En la vida real, Damon también tuvo que unirse a los chinos, aunque él no lo hizo para ir a una guerra contra monstruos, sino para ayudar a los asiáticos, quienes han llegado para competir con la Meca del Cine. ¿Cómo? Haciendo filmes con estilo hollywoodense, pero con manufactura, historias y locaciones chinas.

En enero de 2016, el grupo Wanda Group con base en Beijing compró la productora cinematográfica estadounidense Legendary Pictures por la suma de 3.5 mil millones de dólares y con ello inició la conquista de Hollywood por parte de los asiáticos.

Legendary Pictures es conocida por coproducir junto a distribuidores como Warner Bros o Universal Pictures, películas como la trilogía de Batman, 300 o Titanes del Pacífico, algo que los nuevos dueños iban a aprovechar.

¿La estrategia?, hacer filmes con presupuestos estadounidenses, pero con historias asiáticas, en locaciones y con la mayor parte del equipo de producción y actores chinos.

Damon explicó que trabajar con este nuevo esquema de producción fue una locura, pero también reconoce que es un esfuerzo por los chinos para entrar a la Meca del cine.

“Durante seis meses estuve viviendo en Beijing con mi esposa e hijas, fue algo asombroso pero muy loco, el equipo de producción era inmenso, teníamos a más de 100 traductores en el set, los actores no hablaban inglés y Pedro (Pascal), Willem (Dafoe) y yo no sabíamos su idioma, era surreal la manera en que conseguimos que funcionara”, dijo a EL UNIVERSAL en entrevista.

Y es que 90% del equipo del largometraje que este viernes llega a las salas de cine es asiático, todos comandados por uno de los realizadores más importantes de china, Zhang Yimou, conocido mundialmente por su trabajo en cintas como La maldición de la flor dorada.

“Cuando me ofrecieron el papel pensé, ¿porqué a mí? digo tengo experiencia en películas de acción, pero no mucho en las que son de estilo asiático. Cuando ves esta película tiene una manufactura como una gran película de Hollywood, creo que todos aquí hicieron las cosas bien y de gran calidad”.

La apuesta de grupo Wanda en Legendary Pictures es grande, en enero de 2016 el presidente de este consorcio, Wang Jianlin reveló a Variety que su plan es entrar de lleno en el entretenimiento de Hollywood.

“En un futuro queremos hacer más y más producciones en Estados Unidos, queremos tener una posición más grande en la industria cinematográfica mundial y ésta es una gran vía de hacerlo”, dijo Jianlin.

Actualmente las películas estadounidenses tienen una gran presencia en China, pero las estrictas normas de contenidos impiden que algunas súper producciones viajen al continente asiático.

Del lado contrario, las películas chinas son populares en su mercado nacional (1.4 billones de ciudadanos), pero el lenguaje y las historias que relatan hacen poco factible que viajen con el mismo éxito al resto del mundo, algo que Matt Damon asegura cambiará con La Gran Muralla.

“Al ver la película piensas en que es una historia global, sobre un monumento histórico (La muralla china), pero añadiéndole ficción y artes marciales. Creo que los productores y guionistas pensaron muy bien en eso a la hora de hacerla y por eso sales de la película pensado que es una película global, no un china o una hollywoodense, sino una película global y creo que así es como se debería de ver al cine”.

Damon señala no sentir presión alguna por estar al frente del que representa el primer intento de china por entrar de lleno en el entretenimiento Hollywoodense, aun cuando el presupuesto de la película supere los 150 millones de dólares sin contar el costo de publicidad y promoción.

“El factor de riesgo siempre está, pero creo que en este caso mi temor nunca fue sobre si funcionará o no, lo que siento es una gran responsabilidad con toda esta gente que confió en mí para hacer la película y, bueno, también con la gente de china que me dejó contar una historia libre sobre una de sus lugares más representativos”.

Hasta ahora la táctica parece haber funcionado; a dos semanas de su estreno en Estados Unidos, el filme ha recaudado 211 mdd de los 150 que costó, sin contar lo que recaudará en mercados como el mexicano en donde se lanzará este viernes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS