Rodrigo Prieto, el último en enterarse

El cinefotógrafo, que moldeaba figuras con plastilina, ahora espera tener otra figura en sus manos: el Oscar, de cuya nominación supo al aterrizar en Taiwán
El cinefotógrafo mexicano espera que su nominación ayude a su gremio, el cual, considera, aún no tiene un lugar tan importante y se queda en las categorías técnicas (XINHUA)
25/01/2017
00:01
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

A los 11 años de edad, Rodrigo Prieto gustaba moldear figuras en plastilina y las filmaba con una cámara de ocho milímetros que le regaló su papá.

Cuatro décadas después, hay otra figura que espera sus manos y se llama Oscar, premio al cual ha sido nominado en la categoría de Mejor Fotografía por su labor en Silence, dirigida por Martin Scorsese.

Al momento de darse a conocer su nominación, Prieto se encontraba volando de Nueva Zelanda a Taiwán, desde donde levanta el auricular.

“Venía viajando, no tenía internet y fue hasta que llegué que me enteré, la verdad es que es muy emocionante, son de esas cosas que no saben qué va a pasar (con los académicos)”, dice.

Esta es su segunda nominación a la estatuilla de la Academia, luego de que en 2006 accediera a una por Secreto en la montaña, de Ang Lee.

Ahora, en la categoría de Fotografía, además de Prieto de 51 años, se encuetran Bradford Young (Arrival), Linus Sandren (La la land), Greig Frases (Lion) y James Laxton (Moonlight).

“Conozco a Linus y Brandford, de hecho somos buenos amigos, a Greig lo conozco sólo por mail. Lo que pasa es que somos buenos colegas los fotógrafos y con Greig hemos hablado de cámaras, de lentes, de crew, cosas así.

“Cualquiera de esos trabajos puede merecer la estatuilla y no lo digo por compromiso, son trabajos especiales y distintos”, agrega.

Silence se ubica en el siglo XVII, siguiendo a dos hombres (Andrew Garfield y Adam Driver), perseguidos religiosos en Japón. Para ella el egresado del Centro de Capacitación Cinematográfico recurrió a la película de 35 milímetros e iluminación con velas.

Su trabajo también le valió hace una semanas la nominación a los galardones que anualmente otorga la Sociedad de Fotógrafos de Estados Unidos.

“Independientemente de si de filmó con negativo en cine, es un tipo de película con temárica importante, espiritual y de autor. Es un tipo de cine que antes existía más, ahora pareciera que la industria grande de cine se ha volcado más a secuelas y superhéroes y este tipo de cosas, y las de tipo Silence se han relegado más a arte, cuando en realidad es una película compleja, grande, con contrucción de pueblos enteros, es una película cara a laque fue difícil conseguir financiamiento”, considera Prieto.

Esperar reconocimiento. Prieto señala que la labor del cinefotógrafo no es reconocida del todo, habiendo premiaciones como los Globos de Oro o festivales como Cannes, donde no hay premios a ese trabajo.

“Creo que todavía no se ha logrado esa conciencia en la misma industria del cine, los directores sí (la saben), porque por eso nos buscan y somos la mano derecha de ellos.

“Me llama la atención en Cannes, hasta les llaman premios técnicos y sinceramente al momento de filmar una película el trabajo del fotógrafo es muy estrecho con el director, creo que por ejemplo, este tipo de atención que recibe esta nominación para mí, ayuda para que por lo menos en México, la gente piense un poco más lo que hay detrás de las imágenes y disfrutar un poco más”.

Silence, coproducida por el mexicano Gastón Pavlovich (El estudiante) se estrenará el 24 de febrero en salas nacionales, un par de días antes de darse a conocer los ganadores.

Tras su estancia en Taiwán, donde ofrecerá una charla sobre la cinefografía, Prieto viajará a Los Ángeles y Chile para dirigir un comercial.

De su ópera prima como realizador, aún no desea hablar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS