Se encuentra usted aquí

Una fantasía contra la violencia

La nueva película de Issa López retrata en tono fantástico la vida de los niños que quedan huérfanos por culpa del crimen
La historia es contada a través de los ojos de niños de entre 7 y 13 años que viven en una ciudad insegura (CORTESÍA)
03/08/2015
00:04
César Huerta
-A +A

[email protected]

Los huérfanos por la violencia son los protagonistas de la nueva película de Issa López, directora de Casi divas y Efectos secundarios.

Bajo el título Siempre vuelven, la cinta reclutó a niños de entre 7 y 13 años para contar, en tono de fantasía, el mundo que viven los infantes en algunas ciudades que se han vuelto temibles por la inseguridad y la violencia, pero también se enfocará en retratar la soledad en la que se desarrolla la vida cotidiana de esos niños.

“La historia es contada a través de los ojos de ellos”, señala Marco Polo Constandse, productor de la cinta, quien explica algunos detalles del guión.

“El tema es que Estrella, la niña principal, un día llega a su casa y su mamá desapareció, entonces ella pide como deseo que regrese y lo hace como fantasma, así como todos los muertos de una persona específica”, agrega.

Siempre vuelven se rodó en locaciones de la ciudad de México, luego de un casting que contabilizó más de 600 niños, para llegar a los seis definitivos y que serán los que se encargarán de interpretar a unos personajes que hacen frente a la realidad escapando de ella a través de su imaginación.

Fátima Toledo (Ciudad de Dios y Caradirú) fue la acting coach que trabajó con ellos previamente para dejarlos listos en la filmación.

Constandse es también conocido por su labor como director, donde debutó el año pasado con la comedia Cásese quien pueda, vista por más de 4 millones de personas en cines.

Ahora al frente de su compañía Filmadora Nacional, impulsó el proyecto escrito por Issa López, quien también dirigió el proyecto.

Tenoch Huerta (Colosio, el asesinato) e Ianis Guerrero (Nosotros los nobles), son los únicos actores adultos que participan en la cinta, ya que la mayor parte del guión se enfoca únicamente en la visión que ellos tienen del ambiente de violencia y crimen en el que viven y que los afecta directamente.

“Siempre vuelven es una mezcla de géneros, ya que por un lado está el mundo de la fantasía y eso hace que tenga una buena cantidad de efectos visuales”, apunta Constandse.

“No es que haya fantasmas como tal, sino objetos que pertenecieron a ellos, como la pulsera de su mamá, que tiene pájaros y estos se ven: o el dragón de la cacha del arma del asesino, que también aparece”, detalla.

Filmadora Nacional también acaba de terminar Paraíso perdido, cinta de suspenso con Ana Claudia Talancón (El crimen del Padre Amaro) y Andrés Almeida (Los Héroes del Norte).

Y Marco Polo está preparando su segunda película como director titulada La boda de Valentina, que se concretaría en lugares de México y Estados Unidos, para inicios de 2016.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS