La vida después de Downton Abbey

La protagonista Michelle Dockery dice que ya superó el luto por la serie que está en su útlima temporada
Especial
07/06/2015
05:25
Mario P. Székely
Los Angeles
-A +A

Aunque este otoño concluirá la serie de televisión británica Downton Abbey en su temporada número seis, la protagonista Michelle Dockery, agradece la proyección que su personaje de Lady Mary Crawley le ha dado, siendo transmitida en 220 territorios.

Pero al igual que los 120 millones de televidentes, la actriz de 33 años tendrá que aguardar si se materializa el rumor de una película con los mismos personajes y escenarios.

“Todo está en manos del creador de Downton Abbey, Julian Fellowes, quien nunca deja de sorprenderme con sus argumentos”, declaró Dockery a EL UNIVERSAL durante su gira de promoción de la recién concluida temporada. El autor y ganador del Oscar por Gosford Park (2002), está escribiendo la sexta y última entrega de su historia ubicada en un castillo que ha visto el paso de la historia británica.

Más de 12 años de vida de la familia ficticia Crawley se han narrado, pasando por episodios como el hundimiento del Titanic, la Primera Guerra Mundial y la pandemia de influenza española.

Pero el corazón de la historia siguen siendo las intrigas entre los dueños rico y su servidumbre, con quienes comparten historias de amor, traición, rebeldía, lucha de clases y preliberación femenina, donde el personaje de Dockery, Lady Marty, ocupa el centro de atención por haber encontrado al amor y perderlo en la guerra.

Luego ha tenido que ser una viuda en conflicto con su maternidad, sin jamás olvidar sus obligaciones como la heredera de una familia que debe seguir los cánones de su época y pelear por el sitio de sus mujeres. “Creo que aunque la historia ya se está desarrollando en los años 20, las mujeres de Downton Abbey son muy modernas. Lady Mary es una mujer muy contemporánea a su tiempo.

“No diré más para quien no haya visto los últimos episodios, pero creo que toma algunas decisiones muy modernas”, dijo Dockery, vestida elegantemente y mostrando una sonrisa no típica de su personaje. Parte de la atención que Lady Mary ha recibido y por lo que Dockery llegó a ser nominada al Golden Globe de Mejor Actriz de Drama en TV, es su manera de transitar escenas dramáticas, sin revelar mucho de sus emociones. Siempre manteniendo su rostro apacible y a veces hasta inmutable.

“Yo soy muy distinta a Mary. Creo que lo único que compartimos es que a ambas nos hace muy mal los rayos del sol, por tener piel delicada. Puedo decir que me gusta mucho reír y no ando guardando mis emociones muy dentro como lo hace ella, que sólo muestra una superficie muy a la aristocracia de aquel entonces”, planteó la nacida en Barking, Inglaterra.

“Lo que sí te puedo decir es que la gente no me reconoce en la calle, porque me ven en jeans y playera, muy distinta al glamour de mi personaje”, cuenta.

Dockery también puede presumir tener aficionados en todos los estratos y posiciones. La Duquesa de Cambridge Kate Middleton visitó el set de rodaje en la locación de la provincia de York y se tomó fotos con ella y sus compañeros.

Suspenso. La temporada cinco dejó en suspenso a millones para lo que se avecina en la conclusiva seis, que se está rodando actualmente, prometiendo, como ya se hizo costumbre, un episodio en Navidad conclusivo y que sus actores esperen de mucho de qué hablar.

“Ya pude dejar el luto que cargué durante una temporada, pero esta última serie de episodios se volvió más el juego de ‘¿quién lo hizo?’, volviéndose una historia de suspenso que nos mantuvo pegados al asiento”, enfatizó la actriz y también cantante, que durante la temporada dos se hizo memorable su entonación de “if you were the only girl” con su voz de jazz.

La buena noticia para Dockery es que el mundo del cine ya le prestó atención. En México Downton Abbey se puede ver subtitulado por AMC y doblada al español en la señal abierta de OnceTV. Desde mayo está disponible la quinta temporada en Blu-Ray y DVD. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS