El reto de encarnar a lo peor del ser humano

El antagonista de El señor de los cielos, que trata sobre el narcotráfico, asegura que no le teme a la censura en televisión abierta
07/06/2015
06:24
Leslie Carrasco
-A +A

Clínica de Periodismo

El actor Sebastián Ferrat da vida a Juan Antonio Marcado, personaje de la tercera temporada de El señor de los cielos, la serie producida por Epigmenio Ibarra y Argos. Ferrat compartió en entrevista algunos de sus puntos de vista respecto a su interpretación en la teleserie protagonizada por Rafael Amaya.

Su personaje es un desertor de la Marina cuya misión es asesinar a Aurelio Casillas, quien se encuentra preso, convirtiéndose en el líder de un ejército clandestino de paramilitares que pretenden terminar con el narcotráfico.

¿Qué piensas de la situación actual en torno al crimen organizado?

Me parece lamentable, pues existe una tecnología muy avanzada para detectar o rastrear a los grupos delictivos. Cuando regresé a México tenía muchas ganas de trabajar con Argos, porque Epigmenio Ibarra se encarga de escribir historias sin pelos en la lengua. En la serie no hay ningún nombre y todo es mera ficción, el público se encarga de contrastar las situaciones y cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

¿Qué puedes decir sobre el futuro de tu personaje?

El Marcado es un hombre lleno de sed de poder, de un día a otro pasa de ser un simple soldado a formador de un ejército. Es un ser humano sin escrúpulos y que se guía por instinto, hasta el momento no he encontrado un punto débil suyo, y eso es peligrosísimo, ni siquiera el director, quien creó al personaje se le ha ocurrido un límite.

Es todo lo que a nadie le gusta de un ser humano, su misión es asesinar a Aurelio Casillas.

¿Cómo haces para preparar a un personaje tan fuerte?

Marcado, sin duda, es mi mayor reto, tengo en mi apartamento muchos espejos, y desde que recibo los libretos de algún personaje me dedico a pensar como él, a escuchar la música que él oiría, a hablar, caminar, comer y hasta responder como lo haría él.

¿Le temes a la censura?

No. Es algo que todo el elenco tenemos muy hablado y sabemos que este es un proyecto que nos abre las puertas para trabajar en muchos lugares. Habrá que esperar la respuesta cuando empiecen las transmisiones en televisión abierta. Pero este tipo de proyectos son como una válvula de escape de una olla de presión, ayuda a liberar un poco la tensión de la problemática de la sociedad mexicana. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS