Miss Universo no es un buen negocio

Para la realización del evento de belleza es necesario desembolsar varios millones de dólares
26/06/2015
03:01
-A +A

Elegir a la mujer más bella del universo es un asunto de altos costos y no cualquier país u organización puede con los más de 6 millones de dólares.

La organización que preside una de las compañías del empresario estadounidense Donald Trump necesita del desembolso de varios millones de dólares para su realización.

En 2014, Venezuela, Filipinas y Brasil competían por la sede, pero quedaron fuera por no poder pagar los 2.5 y 3 millones de dólares que exigía la organización del concurso.

Tan sólo en el año 2010 el gobierno de Bolivia retiró la postulación de la ciudad de Santa Cruz para ser sede del concurso de belleza Miss Universo, debido a los costos del certamen.

La ministra de Culturas de Evo Morales, Zulma Yugar informó, en ese momento, los requerimientos financieros que implicaba ser sede.

“La sede debe de pagar más de 600 horas de limusinas con aire acondicionado, 5 mil 200 noches de hotel cinco estrellas, más de 45 mil dólares para lavandería y 350 boletos de avión con un costo de más de medio millón de dólares”, informó la agencia de noticias EFE en aquella ocasión.

Además, la renta del equipo de sonido e iluminación llegaría a costar casi un millón de dólares, mientras que la construcción del escenario para la noche final del concurso también llegaría al millón de dólares.

Otro de los requisitos es el contrato que contempla “una garantía de 3 millones de dólares de ejecución inmediata ante cualquier falla por más pequeña que sea” y la adquisición de seguros internacionales para las candidatas y su vestuario con una cobertura de 39 millones de dólares, informó también EFE.

En el año 2005, México no pudo pagar entre cinco y 8 millones de dólares para realizar el concurso en el puerto de Cancún; lo logró dos años más tarde, al pagar entre los 13 y 15 millones de dólares.

Han sido 93 reinas de belleza las que se han coronado desde que Miss Universo existe.

Actualmente la corona está valorada en 300 mil dólares y está hecha de oro y platino y tiene más de mil 371 gemas incrustadas y está en posesión de la colombiana Paulina Vega.

La Universidad de Florida recibió al certamen este año y tuvo que remodelar sus instalaciones que costaron 500 mil dólares.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS