Anaya, López Obrador o Meade

La boleta para la elección presidencial de 2018 está definida. Estarán en ella las denominaciones de nueve partidos y de tres personas, más las de quizá dos independientes. Los símbolos verbales y gráficos de las coaliciones, por cierto, serán irrelevantes en la jornada electoral, pues no aparecerán en la papeleta en la que habremos de manifestar nuestra preferencia. Quizá por eso nadie parece haberse esmerado en elaborar su lema (ninguno de ellos, “Por México al Frente” o “Juntos Haremos Historia” o “Meade Ciudadano por México”, ganaría un concurso de mercadotecnia política).

Cuernavaca

En pocos días llegará a su fin el año 2017 y este espacio es una gran oportunidad para desear a todas las familias mexicanas felices fiestas, y hacer votos para que el año por venir llegue colmado de bendiciones, salud y trabajo para todos.

Junto con la cena, los regalos y las reuniones se abre la oportunidad para hacer un receso, un balance y también la posibilidad de tomar un merecido descanso por las celebraciones decembrinas, así que encontrar un destino agradable, cómodo, bonito y bañado por el sol es sencillo si pensamos en Cuernavaca.

La muerte de las ideologías

Han renunciado a las ideologías. Si alguna vez supimos con alguna claridad qué mundo preferían y la sola mención de sus siglas nos ayudaba a situar a las personas que militaban en sus organizaciones y a identificar la orientación política de sus candidaturas, hoy esas señas de identidad se han diluido. Una de las principales aportaciones de los partidos políticos a la cultura democrática se ha perdido en la mecánica del pragmatismo que regirá las elecciones de 2018.

La FEPADE que se requiere

De las piezas que conforman el sistema electoral, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, debería ser la más conocida por la ciudadanía. Esa instancia es la encargada de recibir las denuncias de presuntos ilícitos que se cometen en las precampañas y campañas, y de ofrecer una rápida respuesta, además de convincente.

Quebec y Cataluña

A los que les importan Europa, España, América, Canadá y también el resto del mundo, sin olvidar a nuestro pobre México, lindo y querido, las elecciones de diciembre en Cataluña los tienen en ascuas. No vaya a ser una noche triste de diciembre, cuando se prepara la fiesta alegre navideña. No vayan a sonar de nuevo los versos tremendos de Gil de Biedma: “De todas las historias de la Historia / la más triste sin duda es la de España / porque termina mal”.

El barco tecnológico que México debe abordar

CHICAGO, Illinois.— En la sociedad híperinformada de hoy es fácil sucumbir al escándalo diario del cual nadie se acordará mañana. Cabe preguntarse, ¿qué pasa con los temas importantes y las políticas que determinarán nuestro futuro? Con la cercanía de un nuevo año propongo varios temas a ser considerados, ponderando que el 2018 será año electoral en México y EU.

Es un hecho que las siguientes industrias transformarán la economía mundial y los mercados laborales, por lo que sería bueno subirse al barco y llevarse un pedazo del pastel.

El nuevo mundo

Los logros occidentales encierran varias paradojas. Ofrecen un mundo rápido, cada vez más veloz y lleno de ofertas; adornadas con bellos colores y parafernalias edulcoradas, la mayoría son endebles, escurridizas y con vidas efímeras. Lo efímero no es gratuito: el mundo rápido sustituye el arte de la conversación y modifica el contacto otrora indispensable entre los seres humanos. La mirada, el tacto y la escucha, poco a poco, han sido relegadas.

Páginas