Reincidentes en buena hora

A pesar de todo. Tercas como son, y cíclicas, han regresado a nuestras calles las jacarandas. Cada año porfían en su mensaje: se le puede ganar al gris. Les basta el color tan suyo combinado con hartos verdes para darle a la Ciudad una noticia: hay que reclamar, aguantar, tener paciencia, sacar fuerza de donde haya, y hallarla, para no cejar.

La soberanía radica en el pueblo

 

El 31 de enero pasado, 10 asociaciones ciudadanas solicitamos al jefe de Gobierno convocara a plebiscito para la ratificación o negativa de la sociedad capitalina a la nueva Constitución de la CDMX, aprobada por la Asamblea Constituyente.

Ante la respuesta negativa por parte del Gobierno de la Ciudad, el 17 de febrero los representantes de las mismas organizaciones promovimos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un Juicio de Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano (JDC).

Transparencia, compromiso con la sociedad

Un conjunto de reformas constitucionales y legales han colocado a la trasparencia en México en uno de los mejores momentos de su historia reciente, pero, también, en un punto de arranque para hacer efectivo el ejercicio, sin discriminación ni restricciones, del derecho de acceso a la información y la consecuente exigencia de una efectiva rendición de cuentas del quehacer gubernamental en todo el país. 
 

La ‘amnistía’ de AMLO…

La “amnistía” propuesta por López Obrador fue un truco mediático para favorecer su campaña presidencial. Sin gastar millones en publicidad, y enarbolando la noble bandera de la paz, AMLO se colocó en el centro del debate con la descabellada propuesta de indultar a los capos del crimen organizado y reconocerlos como “insurgentes”. Su “amnistía” pretendía convertirlo fast track en presidente de México. Se nota cansado, y se mostró molesto por la proliferación de candidatos presidenciales. Los acusó de “montoneros”.

Poniendo a México en pie

Tres meses después de que dos terribles sismos nos arrebataran cientos de vidas, y a miles los despojara de su patrimonio, los mexicanos tenemos todavía mucho por hacer. El reto más difícil después de un desastre natural es recuperar la normalidad: encontrar las fuerzas para superar las pérdidas irreparables, hallar la oportunidad de reconstruir lo derrumbado y retomar nuestros hábitos y actividades diarias, con nuevos aprendizajes.

¿Cómo ser priísta sin serlo?

Siempre he sostenido la tesis que ser priísta es una forma de ser, de actuar y de aparentar; no es una afiliación partidista. Es por ello que encontramos “priístas” en todos los partidos e incluso en los sin partido. El PRI le ha hecho un gran daño al país, a diferencia de lo que sostiene su pre candidato José Antonio Meade, de que “México le debe mucho al PRI”.

Páginas