Mérida y sus alrededores: las mejores recomendaciones para descubrir el destino

Explora una reserva de la biósfera y duerme en el mejor hotel del mundo
Hotel boutique con alberca. (Foto: Rosas y Xocolate)
Hotel boutique con alberca. (Foto: Rosas y Xocolate)
09/07/2017
03:38
Marco Beteta/Un mundo de sentidos
-A +A

Fundada en 1542 por Francisco de Montejo, Mérida es famosa por su distintivo y bohemio ambiente. Sus estelares son la clásica trova yucateca, las “bombas” y su emblemática gastronomía. Es además una de las puertas de entrada al mundo maya, a espectaculares escenarios naturales, haciendas y casonas históricas transformadas en hoteles y pintorescos pueblos.

Lo imperdible

Pasear a pie o en calandria por el centro histórico y el Paseo de Montejo para conocer la catedral, los portales de Santa Lucía, el Teatro Mérida de estilo art déco, el Museo de Arte Popular y el Palacio Cantón que alberga el Museo Regional de Antropología de Yucatán.

En esta zona encontrarás pequeñas tiendas y boutiques para adquirir finas artesanías locales como las tradicionales guayaberas de lino, huipiles y textiles bordados a mano y joyería en filigrana de oro y plata.

Hospedarse en Rosas & Xocolate, un céntrico hotel boutique (rosasandxocolate.com). Para disfrutar de una gran comida o cena reserva una mesa en Habaneros y prueba lo más representativo de la cocina local, o en el restaurante Néctar, destacado por la vanguardista propuesta del chef Roberto Solís.

Programar un día en Chichén Itzá y Valladolid, una de las más antiguas ciudades coloniales del estado. Visita la Catedral de San Gervasio y el Convento de San Bernardino; al regreso, haz una parada en Izamal, que fue un importante centro ceremonial maya. Sobre sus ruinas se construyó el Convento de San Antonio de Padua. En este encantador Pueblo Mágico amarillo, el restaurante Kinich retoma las bases de la genuina cocina yucateca.

izamal_pueblo_magico_yucatan_destinos_viajes.jpg (Foto: Cortesía Turismo de Yucatán)

Planear un fin de semana en la Reserva de la Biósfera Ría Celestún. La mejor temporada para observar flamencos rosados es de noviembre a abril. Explora el sitio arqueológico de Uxmal, Patrimonio de la Humanidad, y el Exconvento de San Francisco de Asís en Umán. Reserva con tiempo en Chablé Resort & Spa (chableresort.com) recientemente fue nombrado el mejor hotel del mundo por su arquitectura y decoración. El concepto de su restaurante fue desarrollado por Jorge Vallejo, chef de Quintonil.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS