Acantilados, fiordos y glaciares: un viaje que te dejará extasiado

8 curiosidades y lugares para que se te antoje ir a Noruega
Preikestolen, la “Piedra del Púlpito”, es una de las mejores plataformas naturales de Noruega. (Foto: Istock)
Preikestolen, la “Piedra del Púlpito”, es una de las mejores plataformas naturales de Noruega. (Foto: Istock)
31/07/2017
20:02
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

[email protected]

Los fiordos noruegos parecen creados para las postales: aguas tranquilas, a menudo color turquesa, rodeadas de altísimas paredes de roca y bosques misteriosos. Lucen como lagos, pero son brazos de mar (su agua es salada) que serpentean hasta adentrarse cientos de kilómetros en tierra. Se formaron a partir de glaciares y se caracterizan por ser profundos y tranquilos. Existen más de mil fiordos en Noruega.
Dato curioso: la palabra “fiordo (fjord)” es noruega. La mayoría, y los más famosos, se encuentran esparcidos por la costa oeste.
Tip: si su formación es más ancha que larga, es una bahía, no un fiordo.

1. Preikestolen, la “Piedra del Púlpito”, es una de las mejores plataformas naturales de observación que existen en la región. Tiene forma cuadrada, casi plana en su superficie, de 25 metros por lado y 604 metros de altura. Se calcula que se originó hace 10 mil años. No se queda atrás la Trolltunga (“lengua de troll”), una roca llamada así por su figura. Se alza 700 metros sobre el lago Ringedalsvatnet y ofrece una impresionante perspectiva del paisaje de fiordos y glaciares.

2. Al estilo Frozen. Hay dos ciudades que son el punto de partida para seguir una ruta por los fiordos. Además, parecen sacadas de un cuento de hadas. Bergen fue fundada en el año 1070 y llegó a ser la ciudad más grande en Escandinavia durante la Edad Media. Este sitio de casitas de madera y calles adoquinadas fue Capital Europea de la Cultura en 2000. Ålesund, por su parte, tiene la mayor concentración de arquitectura art nouveau en el mundo; esto se debe a que en 1904 fue prácticamente reconstruida tras un incendio. Ambas urbes recuerdan a la película “Frozen”, la cual se inspiró en la región noruega de los fiordos.

3. Iglesias de madera. Son construcciones medievales icónicas en Noruega. Su decoración, también de madera, mezclaba símbolos cristianos y vikingos. Se calcula que en la Edad Media hubo aproximadamente mil iglesias, ahora solo quedan 28. La más conocida y antigua que se conserva es Urnes, cerca del Sognefjord, a cuatro horas de Bergen. Se construyó en 1130. En uno de sus portales contiene grabados que pertenecieron a un templo más antiguo.

4. A prueba de vértigo Loen Skylift es un teleférico inaugurado en mayo de este año. Es el más empinado del mundo, pues se alza a más de mil metros por encima del Nordfjord, hasta alcanzar la cima del Monte Hoven, en unos cuantos minutos. Sus vistas del fiordo son inmejorables. Funciona todo el año.

5. Vikingos: La región cuenta con varias muestras de la herencia vikinga de Noruega. En el pueblo de Avaldsnes, a tres horas de Bergen, se construyó la casa real de Harald I, el primer rey que gobernó en el país, aproximadamente en el año 870, en plena era vikinga. En el sitio actualmente hay un museo histórico, y a 10 minutos hay una granja (que abre en verano) donde se reconstruyó la forma en que vivía esta cultura guerrera. Una vez al año se organiza un festival vikingo. avaldsnes.info

6. En crucero. Muchas de las navieras internacionales, como Carnival o Disney Cruise Line, tienen rutas en los fiordos noruegos. Una de las mejores empresas especializadas en regiones polares es la naviera Hurtigruten (www.hurtigruten.com). Sus viajes duran de seis a 12 días. Incluye paseos en bote, senderismo o visitas a museos.

7. Siete Hermanas. Cascadas cuya altura ronda los 250 metros. A la distancia lucen como el cabello de siete mujeres. La mejor temporada para verlas es de mayo a julio. Se localizan a orillas del Geirangerfjord. Junto al Nærøyfjord, son Patrimonio Mundial.

8. En números

1,400 metros de altura alcanzan los acantilados de los fiordos.
1,308 metros de profundidad tiene el Sognefjord, el fiordo más hondo de Noruega. Es el segundo más largo del mundo, con 203 kilómetros.
11 de los 20 glaciares que existen en el país se encuentran en la región de los fiordos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS