Lo que no sabías del Centro Cultural Santo Domingo, en Oaxaca

Es una verdadera joya turística, con un templo, museo y jardín etnobotánico
El exconvento de Santo Domingo es de arquitectura barroca. (Foto: Istock)
El exconvento de Santo Domingo es de arquitectura barroca. (Foto: Istock)
06/06/2017
00:00
Gretel Zanella
-A +A

El Centro Cultural Santo Domingo se encuentra en el centro histórico de Oaxaca, en la famosa

y concurrida calle peatonal Macedonio Alcalá. Ocupa el antiguo convento edificado por la orden dominica entre los siglos XVI y XVIII. Este edificio lo integran el Templo y Exconvento de Santo Domingo de Guzmán, el Museo de las Culturas de Oaxaca, el Jardín Etnobotánico, la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y la Hemeroteca Pública de Oaxaca.

De convento a cuartel. En 1866 Oaxaca estaba en guerra. Los frailes dominicos fueron desalojados y

se le entregó la propiedad al ejército para convertirla en un cuartel. Al gobernador Félix Díaz le importó muy poco el valor arquitectónico y espiritual del lugar, así que autorizó, en 1869, la destrucción de 14 altares. En 1895, los soldados se fueron del templo. La mayor parte de la belleza que observamos de la iglesia: retablos, yeserías, figuras talladas, altorrelieves, pinturas, esculturas y ornamentos en lámina de oro, tuvieron que ser restaurados a principios del siglo pasado.

Esplendor barroco. Para los historiadores el templo es la gran obra dominica, ejemplo de la arquitectura barroca novohispana del último tercio del siglo XVI. Lo dedicaron a Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden.

El tour. Hay un recorrido guiado en el templo de unos 30 minutos para apreciar la fachada, los retablos y sus capillas. Es gratuito. Cualquier duda llama al teléfono: (951) 516 3720 o al (951) 514 6184.

El árbol genealógico. La fachada del templo es sobria, pero en el interior reina la opulencia. Al entrar mira hacia arriba y admira el bajo coro o sotacoro. Quédate con el ojo cuadrado al ver una bóveda con altorrelieves de yesería que forman el árbol genealógico de la familia de los dominicos, tanto de la vida terrenal, como espiritual. Las ramificaciones doradas nacen con el busto de Félix de Guzmán, padre de Santo Domingo, y terminan con la Virgen María. Otros personajes aparecen entre hojas y frutos de la vid.

Entre los 10 mejores. El Jardín Etnobotánico de Oaxaca es uno de los 10 jardines de Norteamérica que merecen visitarse, según el Consejo Canadiense de Jardinería. El diseño del jardín es obra de los artistas plásticos oaxaqueños Francisco Toledo y Luis Zárate. Solo puedes conocer el jardín mediante una visita guiada en estos horarios: de lunes a sábado, a las 10, 12 y 17 horas (50 pesos); martes, jueves y sábado a las 11 horas (100 pesos).

Museo de las Culturas de Oaxaca. Son 14 salas permanentes de historia, arqueología y etnografía del estado. Cuenta con nueve salas temáticas sobre cerámica, orfebrería y otros oficios, además

de tres salas de exposiciones temporales. Lo imperdible del museo es la Sala III, la del Tesoro de la Tumba 7 de Monte Albán. En 1932 Alfonso Caso descubrió los objetos de origen mixteco que aquí

se muestran, elaborados en oro, plata, piedras semipreciosas, como la turquesa, obsidiana, jade, cristal y perlas.

De paso, ve a la Guelaguetza. A corta distancia, en auto, se encuentra el Cerro del Fortín, donde se realizan los Lunes del Cerro, el principal evento de la Guelaguetza. Después de cada uno de los bailes regionales, los mismos participantes arrojan regalos a los espectadores en agradecimiento por compartir con ellos ese momento. Ponte atento para atrapar pan, tamales, chiles y, ¡cuidado!, hasta figuras de barro y piñas. Este año los Lunes del Cerro se celebran el 14 y 24 de julio. Los boletos ya están a la venta en Ticket Master y tienen un precio de mil 50 y 850 pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS