Dubrovnik: ¿por qué apantalló a los realizadores de “Game of Thrones”?

Conoce los atractivos de esta ciudad croata que no le pide nada a las grandes urbes de Europa
Kayak en la Isla Lokrum. (Foto: Istock)
Kayak en la Isla Lokrum. (Foto: Istock)
11/06/2017
00:00
Marco Beteta/Un mundo de sentidos
-A +A

La llaman “la perla del Adriático. Dubrovnik es una fuente de inspiración para artistas, poetas e intelectuales de distintas épocas. Aquí, incluso, se grabaron algunos capítulos de la serie La antigua Ragusa es hoy de los sitios predilectos en Croacia para unos días de relax en ambiente bohemio y de contacto con la naturaleza.

LO IMPERDIBLE

1. Hacer un recorrido por la zona amurallada (de las fortificaciones mejor conservadas en Europa), que a lo largo de casi dos kilómetros rodea el histórico casco antiguo de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad.

2. Entrar por la puerta de Pile hacia el Stradun o Placa, la principal calle comercial y la más bonita. Aquí se celebran fiestas populares.

3. Visitar los palacios Sponza y de los Rectores, sin olvidar la Iglesia de San Blas (patrono de Dubrovnik), singular ejemplo de la arquitectura barroca; la Catedral de la Asunción; la Iglesia de San Salvador, y la farmacia del convento franciscano cuyo origen data de principios del siglo XIV y sigue en funcionamiento.

4. Apreciar la vida cotidiana local en el mercadillo al aire libre de la Plaza Gunduliceva. Entre los productos regionales encontrarás artesanías de buena manufactura, como los textiles bordados típicos.

5. Subir en teleférico al Monte Srd, desde donde se ve la ciudad antigua y el puerto. Conoce la fortaleza imperial y su Museo de la Guerra de Independencia para saber más sobre el pasado reciente de Dubrovnik.

6. Programar una excursión al Parque Nacional de la Isla de Lokrum, donde está la residencia estival de Maximiliano de Habsburgo y el jardín botánico. Si vas a las Islas Elafiti, Sipan es la mejor por sus vestigios de castillos y fortificaciones. También debes conocer el pueblo medieval de Cavtat o tomar un ferry hacia la Isla de Korcula en la que, se dice, nació Marco Polo.

7. Hospedarse en el Kazbek, histórico inmueble convertido en hotel boutique de 13 habitaciones (kazbekdubrovnik.com), y comer o cenar en Proto (icono local en pleno casco antiguo), de cocina mediterránea.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS